Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Paula Echevarría y Miguel Torres /INSTAGRAM

La jugarreta de Glovo a Paula Echevarría y Miguel Torres que les deja sin cena

La felicidad de los tortolitos se ha visto empañada el día en que su retoño cumplía tres meses

3 min

No todo es lo que parece. La eterna luna de miel en la que aparecen vivir Paula Echevarría y Miguel Torres se ha visto empañada. El día en que celebraban el tercer mes de vida de su primer retoño en común, la pareja se ha quedado sin cena. Un día muy especial en el que previamente habían disfrutado de un suculento ágape en uno de los restaurantes más exclusivo de Sotogrande (Cádiz).

A través de una stories de Instagram, el exfutbolista ha descargado su ira contra Glovo. Y es que, al parecer, los tortolitos escogieron uno de los muchos restaurantes que entran en la app de comida a domicilio.

Un retraso de 1 hora y 45 minutos

Sin embargo, un retraso de más de 1 hora y 45 minutos en el servicio les terminó por arruinar el plan. Un hecho que, según cuenta el propio damnificado, “no es la primera vez” que le ocurre. “Por ello mi indignación es mayor”, empieza el exfutbolista.

“He realizado un pedido a Glovo hace 1 hora y 45 minutos, supuestamente en 30-40 minutos me lo traerían a casa. A partir de la hora y 15 minutos me pongo en contacto con el establecimiento y me dice que el pedido salió hace ya un rato. Hablo por chat con Glovo y me dicen que en máximo, 10 minutos, lo tendré”, continúa.

Sin cena, pero con detalle

Una hora y 45 minutos después cuando ya no me es posible (por la hora) poder hacer ni recoger pedido en ningún otro sitio… me dicen que no localizan el repartidor y que me cancelan el pedido. Como “detalle” me dan 5 euros para la próxima compra”, termina de relatar Torres.

Y es que lejos de dejarlo aquí, el recién estrenado papá ha difundido otro stories, a modo de “resumen”, en el que destacaba los conceptos clave de su relato: “Primero nos quedamos sin cenar. Segundo me regalan 5 euros como compensación… evidentemente con la intención de que vuelva a pedir. Glovo tenéis un servicio nefasto”. En definitiva, no cabe duda que a la pareja no hay nada que le quite el hambre. Si es que esto de estar enamorado, provoca muchas mariposas en el estómago.