Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La cantante Isa Pantoja / EP

Isabel Pantoja trató de sacarle los apellidos a su propia hija

Kiko Rivera revela que su madre y su tío Agustín propinan insultos xenófobos a la joven cantante

3 min

Si Kiko Rivera sorprendió con las declaraciones sobre la "herencia envenenada" de su Paquirri que le ocultaba su madre, este domingo ha echado toda la carne en el asador contra Isabel Pantoja.

El hijo de la tonadillera lanzaba la bomba de que su madre “ha intentado sacar los apellidos a Isa Pantoja. Y en varias ocasiones”.

Racismo contra Isa

La folclórica tuvo muy mala relación con su hija durante un largo periodo, lo que se desconocía son estas medidas tan radicales que quiso tomar. Pero eso no fue todo.

Paquirrín asegura que ha “escuchado a mi madre y a mi tío hacer comentarios xenófobos sobre mi hermana”. Pero no sólo eso sino que ha habido momentos que ha tratado a Isa como una hija de segunda. “No habitualmente”, matiza.

Arrepentida de adoptar

El ahora modelo se ha moderado tras estas confesiones tan controvertidas. “No quiero hacer daño a mi hermana. Prefiero no tocar este tema”, le aconsejaba a Jorge Javier Vázquez este domingo.

Pero el periodista ha ido un paso más allá y le preguntó si la Pantoja se arrepintió de adoptar a Chabelita. “No quiero hacer daño a mi hermana, Jorge. Hay veces que no hace falta decir, una mirada, un gesto”, destacaba y dando a entender que ha sido así.

"A muerte con ella"

Lo que tiene claro es que la cantante de Marinero de luces no se ha portado bien con su hija. “La mayor humillación que se le puede hacer un hijo es que alguien de tu propia familia hable mal de ella y no ponga el freno”, valora. Y lo hizo.

No se quedó allí. “Mi madre me ha mandado a la televisión a hablar mal de mi hermana” e incluso le ha dicho “a muerte con ella”. Eran las épocas en que madre e hija tenían la misma relación que ahora tiene con Kiko.

Familia "nefasta"

“Mi madre me hacía creer que cuando hablaba mal de mi hermana en televisión hacía bien”, confiesa. Y él obedecía, igual que se levantaba de la mesa cuando oía comentarios racistas sobre Isa P.

Los recuerdos que tiene de su vida en la casa que heredó de su padre, en definitiva, no parecen agradables, por eso se fue. “No me han quitado de en medio me he ido yo. Y no quiero volver”, subraya. ¿La razón? “La familia de Cantora es nefasta”, concluye.