Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Anabel Pantoja y Yulen Pereira

El frío reencuentro entre Anabel Pantoja y Yulen Pereira en la final de 'Supervivientes'

La colaboradora de 'Sálvame' se reúne con el esgrimista después de verse las caras con su exmarido en 'Déjate querer'

3 min

Anabel Pantoja se quedó a las puertas de la gran final de Supervivientes al convertirse en la última expulsada del reality. Sin embargo, la sobrina de la tonadillera no reapareció en el plató del programa hasta este jueves, el día que se decidía el ganador del programa. Y es que su reencuentro en directo con Yulen Pereira, con quien inició un romance en la isla, creaba gran expectación para todos.

Un reencuentro en el que la audiencia esperaba que reinara la pasión y el cariño. No obstante, para sorpresa de todos, fue mucho más frío de lo esperado. Tras entrar en el plató y abrazar a su prima Isa Pantoja, Anabel se encontraba frente a frente por fin con Yulen, saltaba a sus brazos sonriente y se fundían en un abrazo. Sin embargo, ni un beso, ni una declaración de amor ni ningún gesto de afecto.

Reencuentro

Tanto es así que Jorge Javier Vázquez no dudó en comentarle su fría actitud segundos después: "Permíteme que te diga una cosa, ¿has visto a Yulen y no le has dado un beso? Es que ni le has dado un beso". Un reproche que provocaba que Anabel se disculpase por su falta de efusividad y se acercase a Yulen para darle un breve beso en los labios.

Un frío reencuentro que se ha producido horas después de que la sobrina de Isabel Pantoja se haya visto las caras con su expareja, Omar Sánchez, en el plató del programa Déjate querer, en el que se rumorea que han saltado chispas entre ambos y tras el que Anabel podría no tener las cosas tan claras como pensaba en Honduras.

¿Dudas?

Poco después, la prima de Kiko Rivera ofrecía sus primeras declaraciones a los medios de comunicación: "Sí ha habido beso, pero hay que recatarse, aquí te sueltas y no veas como te ponen", apuntaba entonces la influencer, consciente del revuelo que había formado por su frialdad.

"Acabo de llegar, estaba aislada y ahora es volver a la realidad. Estoy obsesionada con el chocolate, solo como chocolate, estoy deseando ver a los míos y empaparme de ellos", confesaba sobre las primeras horas que había pasado en España. Eso sí, se mantenía muda respecto al reencuentro con su todavía marido en Telecinco.