Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
cantora la finca donde vive isabel pantoja ep

Este es el precio de salida que pone Isabel Pantoja a Cantora

La tonadillera tiene ofertas que van desde los 4,7 hasta los 7 millones de euros por la finca, mientras que Kiko anuncia que él venderá su parte por debajo del valor real

3 min

Es oficial: Cantora está en venta. Tras las múltiples amenazas de Kiko Rivera de poner su parte de la finca a la venta, ahora es Isabel Pantoja quien ha decidido deshacerse de la propiedad. Asimismo lo ha asegurado Pepe del Real en El programa de Ana Rosa.

El periodista de Telecinco revelaba haberse puesto en contacto con el intermediario del empresario interesado en el bastión de los Pantoja.

Una oferta que va entre los 4,7  y los 7 millones de euros

Y es que todo apunta a que la tonadillera, que siempre se había mostrado partidaria de conservar a toda costa el legado de Paquirri, estaría dispuesta a escuchar todo tipo de ofertas. Una realidad que estaría estrechamente ligada a sus planes de futuro en la otra punta del charco, una vez que falte su madre.

Según Pepe del Real, Isabel habría puesto precio a toda la finca, incluyendo también la parte que le corresponde a su hijo. Es decir el 47,60%. De hecho, la cantante pediría nada más y nada menos que 4.700.000 de euros por su cortijo como precio de salida. Y es que el colaborador de AR ha desvelado que al menos hay dos empresarios interesados en comprar Cantora y que una de las ofertas podría ascender hasta los 7.000.000 de euros.

Kiko, un pésimo hombre de negocios

Por si fuera poco, desde el espacio matinal de la cadena de Mediaset ha aportado nuevas información sobre en qué puede convertirse Cantora en los próximos años y cuál es esa oferta que tiene Isabel sobre la mesa. "Hay un empresario murciano que quiere convertir parte de la finca en un campo solar. Y ojo porque le habría ofrecido a Isabel Pantoja la posibilidad de quedarse en la vivienda hasta que doña Ana", ha afirmado el periodista.

Sin embargo, el mismo Kiko anunciaba durante la noche del domingo 24 de enero que ya había encontrado un comprador. Además, reconocía que estaba dispuesto a vender su parte incluso por debajo del valor real. ¡Menudo hombre de negocios!