Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fabiola Martínez /EP

Así es la nueva vida de Fabiola Martínez, un año después de separarse de Bertín

La modelo abre por primera vez a la prensa las puertas de su nueva residencia y avanza que ya ha firmado el divorcio con el cantante

3 min

Desde el primer momento en que se comunicó su divorcio de Bertín Osborne, Fabiola Martínez ha dejado claro que quiere ser una mujer independiente. Cuando se cumple un año desde que la pareja anunciase que habían puesto punto final a su matrimonio, la modelo venezolana ha logrado sobreponerse a la adversidad e iniciar una nueva vida al margen del cantante y presentador.

La revista del saludo ofrece este miércoles en exclusiva una entrevista a Martínez, instalada ya en su nueva casa. Un reportaje en el que avanza que ya ha firmado el divorcio y ofrece todo tipo de detalles de cómo es su nueva relación con el padre de sus hijos.

Ascenso profesional

Tras poner fin a dieciocho años de relación con el cantante, la actriz se propuso ser, simplemente, ella misma. Hoy, a pocos meses de cumplir cincuenta años de vida, lo ha conseguido. Lo hace con una nueva etapa, un nuevo ciclo de vida en el que combina su labor como presidenta de la Fundación Bertín Osborne y su trabajo como directora de comunicaciónmarketing de una empresa inmobiliaria. 

Un ascenso profesional por el que se ha visto se ha visto obligada a renunciar por ahora al máster de Administración de Empresas que estaba estudiando. “No se puede llegar a todo", declara. Todo ello sin pasar por alto la faceta que ella mismo define como la más importante de todas: la de ser madre.

Relación con Bertín 

Desde su nuevo apartamento, cercano al estadio Santiago Bernabeu, Fabiola habla de su familia y de cómo ha logrado salir adelante a raíz de la separación del artista. Junto a sus hijos, Kike, de quince años, y Carlos, de trece, reside en un luminoso apartamento, alejada ya de su mansión a las fueras de la capital de España.

Cuanto a su relación Bertín reconoce que es su exmarido el que se hace cargo de los gastos de los niños y que ambos han hecho todo lo necesario para que el cariño y el respeto entre ellos prevalezca por encima de todo. "Él se ocupa económicamente de los gastos de los niños, que son lo más importante, y de mí ya me ocupo yo y me siento muy orgullosa de ello", afirma.