Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fabiola Martínez y Bertín Osborne en una imagen de archivo

Bertín Osborne y Fabiola Martínez anuncian su divorcio tras 15 años de matrimonio

El programa 'Viva la vida' de Telecinco ha anunciado en exclusiva el bombazo al recibir un comunicado de la pareja en pleno directo

3 min

La presentadora de Viva la vida, Emma García, ha empezado el programa del domingo 17 de enero anunciando un bombazo: una pareja muy querida por toda España iba a anunciar su separación mediante un comunicado oficial.

Aunque el informe se ha retrasado un poco, finalmente se ha desvelado la incógnita: Bertín Osborne y Fabiola Martínez han anunciado su divorcio después de 15 años de matrimonio. Una decisión tomada de mutuo acuerdo, según el comunicado del cantante, para tranquilidad de sus dos hijos, Carlitos y Kike.

Bertin confirma la separación

Según ha informado en exclusiva Telecinco, el cantante Bertín Osborne ha escrito un comunicado para confirmar un rumor que llegó a los colaboradores de la cadena a principios de año. José Antonio Avilés recibió el bombazo en primer lugar y se lo transmitió a Carmen Borrego, íntima amiga del presentador.

Después de una llamada con la hija de María Teresa Campos, Bertín desveló que su separación era real, pero pidió tiempo y precaución a cambio de enviarles en primicia el comunicado. El momento ha llegado, y ha sorprendido tanto a la audiencia como a los colaboradores de Viva la vida al considerarlo todos un anuncio "inesperado".

Un vida feliz, pero muy difícil

Apenados por la noticia, Emma García y sus compañeros han debatido los motivos que podrían haber llevado a la pareja a tomar dicha decisión. Una ruptura que solo se da en el aspecto matrimonial, porque ambos aseguran que seguirán "trabajando en equipo" por el bien de sus hijos. Especialmente el de Kike.

Bertín y Fabiola se conocieron en 2001, cinco años antes de que pasaran por el altar. Juntos formaron una preciosa familia al dar vida a sus dos pequeños --el cantante ya tenía una hija de su anterior matrimonio--. Su vida no ha sido nada fácil, especialmente porque Kike sufre una grave enfermedad congénita. Un obstáculo que han intentado superar con todo su empeño para que el pequeño tenga una esperanza de vida mejor que la prevista, aunque no los ha librado de tener que someterlo a numerosas cirugías y vivir un sinfín de imprevistos que habrían llegado a marcar su relación.