Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Kiko Rivera  EP

El demoledor ataque de Kiko Rivera a Isabel Pantoja: “Mi madre está sola y va a morir sola”

El hijo de la tonadillera da una nueva entrevista en la que asegura que Isabel Pantoja estaría mejor en la cárcel que en Cantora

3 min

El hijo de Isabel Pantoja lo ha vuelto a hacer. Kiko Rivera carga como nunca contra su madre y contra su tío en una demoledora entrevista. De hecho, el músico va un paso más allá al hablar de la tonadillera y afirma: “Estaría mejor en la cárcel que en Cantora”.

Estas durísimas declaraciones forman parte de la nueva entrevista que ha dado Kiko a Lecturas. En ella, da a conocer cómo está la situación además de con su madre y con su tío, con su familia. En concreto con Isa y Anabel Pantoja.  

Contra todos

Prueba de ello es que en esta ocasión también arremete contra ellas, asegurando que no quieren ver todo el material del que él dispone. “Sabe que si lo hace tiene que elegir, y a Anabel le pasa igual”,  asegura el marido de Irene Rosales. Por si fuera poco, Kiko se despacha como nunca contra tito Agustín e incluso le califica de “veneno” .

Lejos de dejarlo aquí, al músico no le tiembla la voz en lanzar una nueva amenaza contra su tío: "Mi tío tiene los días contados en Cantora, pero no por mi madre, ¡por mí!", confiesa Kiko, más desafiante que nunca. Y, ojo, porque cuanto a Cantora, la cosa no acaba aquí.

Kiko, en horas bajas

El hijo de la tonadillera sigue convencido en querer vender su parte de Cantora por 2 millones de euros y en reclamarle a su madre todo el dinero que le debe. Según él, 5 millones de euros. Aunque, si hay algo que molesta especialmente a Kiko es que la viuda de Paquirri diga que todo lo que hace su hijo es por dinero. Algo a lo que él responde: "¡El que te hace falta a ti!".

Por otro lado, cabe recordar que esta entrevista llega en las horas más bajas del televisivo. En medio de los rumores que apuntan a que él no sería hijo de Paquirri y sí del doctor Cariñenos, Kiko desmiente tajante los hijos del médico diciéndoles que él es un Rivera, “y se acabó”.