Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Alba Paul y Dulceida / EP

Dulceida y Alba Paul anuncian su separación definitiva

Las influencers, que se dieron un tiempo este verano, no han conseguido superar sus diferencias

3 min

Dulceida anunciaba hace unos meses que su relación con Alba Paul no estaba atravesando un buen momento y que habían decidido darse un tiempo. Poco después, la instagrammer desaparecía de redes sociales para descansar y desconectar. Ahora las influencers han emitido un comunicado a través de sus cuentas de Instagram donde confirman el fin de su matrimonio.

"Posiblemente esto es lo que más me ha costado escribir en mi vida", empezaba Dulceida. "Alba y yo hemos decidido seguir nuestros caminos por separado. Han sido unos meses muy duros, tristes, de conversaciones infinitas y la decisión más difícil que hemos tomado nunca", informaba la empresaria.

Cariño y amor

Eso sí, la modelo ha asegurado que su cariño sigue vivo: "Nos queremos bien, nos queremos fuertes, nos queremos estables y nos queremos felices. Duele mucho ver que se acaba, pero el amor continua en nosotras y siempre lo hará".

"Hemos compartido nuestra historia con vosotros desde el principio, la historia de amor más bonita que conozco, un amor tan real, tan de verdad, de película. Un amor que me ha cambiado la vida, con el que he crecido y aprendido y he sido la persona más feliz del planeta. Un amor que ha traspasado fronteras y ha dado fuerza a muchos", confesaba.

Bonita historia

La influencer terminaba exponiendo todo el amor que siente por Alba: "Ahora vamos a cuidar de nosotras mismas, a volar por separado, pero viéndonos de cerca siempre. Gracias por todo lo que me has dado y lo que me has hecho sentir, por hacerme mejor persona, por ser mi equilibrio y por estos siete años de hacer muchos de mis sueños realidad. Siempre serás mi cacaolat por las mañanas".

Alba, por su parte, compartía un comunicado parecido en su cuenta personal. "Este amor ha sido de verdad, para mí el más bonito, de película. Duele mucho pensar que acaba, pero hay que dejar volar cuando te das cuenta que no se puede más. Se trata de saber querer bien, de apartarse a tiempo antes de hacer daño", apuntaba.