Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Josep Maria Mainat /EP

Dobrowolski acusa ahora a Mainat de seleccionar el sexo de su hijo

La hispano-alemana asegura que el productor usó su reconocimiento social para que dos clínicas de reproducción asistida cedieran a sus pretensiones

5 min

Josep Maria Mainat habría escogido el sexo de sus hijos. Esta es la dura y nueva acusación que Ángela Dobrowolski lanza a su aún marido y que se añade a la larga lista de momentos mediáticos que ambos viven desde que hace un año saliera a la luz el presunto intento de homicidio que sufrió el productor catalán por parte de su todavía esposa.

Broncas, allanamientos de morada, detenciones e incluso un ingreso en prisión de seis meses por parte de la estudiante de Medicina han servido para alimentar al culebrón que protagonizan. La pareja llegó a un acuerdo, un tipo de capitulación que se remontaría al contrato prematrimonial --que ambos firmaron en 2011-- por el cual Dobrowolski percibe la friolera de 4.000 euros al mes, gentileza de su ex, a finales de julio. Sin embargo, la hispano-alemana no desiste en el vapuleo público al filtrar los detalles de una relación familiar alejada de los tradicionalismos. 

Selección sexual

Ángela pretende dejar al descubierto todos los trapos sucios del que fuera su marido, al que acusa de ejercer la violencia vicaria contra su persona en plena batalla por la custodia de sus dos hijos en común. Tras su puesta en libertad, el pasado 1 de julio, las redes sociales se han convertido en su mejor aliado. Entre sus constantes ataques al multimillonario catalán se encuentran las denuncias en las que asevera que su ex es consumidor habitual de drogas y, en consecuente, una mala influencia para los menores.

Dobrowolski difundió a finales de agosto una instantánea en la que se veía a su hijo dormir en la cama del ex de la Trinca rodeado por varios aparatos de autoplacer, lubricantes y blisters de pastillas. Ya fue un primer golpe duro al productor. Ahora, va ahora un paso más allá. Revela que su marido usó su reconocimiento social para ejercer presión en dos clínicas de reproducción asistida de Barcelona a las que acudieron para conseguir tener un segundo hijo. Según su relato, ambos centros sucumbieron a los deseos del productor y realizaron una selección de sexo en zigotos, una práctica penada por Ley en España. 

Cuatro ciclos de ‘Fecundación in vitro’

Según cuenta, pese a que en un principio Mainat pretendía sellar su unión creando una familia junto a la hispano-alemana, tras pasar por el altar sus pretensiones cambiaron. Fue entonces cuando Ángela le habría dado un ultimátum: o ambos tenían un hijo en común o le dejaba. El productor habría cedido, con el afán de que su vástago fuera varón. En 2012 llegó al mundo la primogénita de la pareja y las intenciones del ex de la Trinca no habrían cambiado. 

Tres años más tarde, nacería su segundo y último hijo en común. Un niño que, según su madre, es fruto de la selección embrionaria practicada en el centro de reproducción asistida al que recurrió. Asegura que el empresario audiovisual quería un segundo hijo tras Pol Mainat Sardà, el vástago que tuvo en común con la llorada Rosa Maria Sardà. “Cuatro ciclos de FIV --Fecundación In Vitro--. Antes ya se habían obtenido otros siete embriones viables. Sin embargo, se descartaron, no llegaron a la implantación. ¿Por qué tantos ciclos y tantos embriones no aprovechados? Es la historia de mis siete hijas congeladas”, confiesa Dobrowolski. De nuevo, las redes sociales han sido el medio en los que verter las acusaciones contra su ex.