Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
David Bustamante y Yana Olina estrenan chalé /EP

David Bustamante y Yana Olina estrenan chalé: Así es su impresionante casa

La mansión está ubicada en el municipio de Boadilla del monte y dispone de 287 metros cuadrados con jardín y piscina

3 min

Pulso a Paula Echevarría. La revista ¡HOLA! ha sacado en exclusiva un extenso reportaje de la nueva casa de David Bustamante. De este modo, el cantante cántabro ha ocupado la portada antes que la recién estrenada mamá.

En este nuevo número de la publicación con más pedigrí de la prensa del corazón, el triunfito posa de lo más sonriente, y con mucho Photoshop, en el jardín de su nueva casa junto a su joven novia rusa en una entrevista en la que no falta de nada. Ni la mítica frase de: "Nos recibe en su nueva casa".

Mucha casa y mucho Photoshop

Y es que desde que el cántabro encontró el amor en Yana Olina, 'Busta' ha estado centrado en construir un nuevo hogar junto a su chica. Una lujosa mansión que 'busta' mucho y de la cual ahora ha abierto sus puertas. En una galería de imágenes que más que de una publicación del corazón, parece estar sacada de una agencia inmobiliaria, el cantante muestra al detalle su nueva morada.

La vivienda, ubicada en Boadilla del Monte, dispone de 287 metros cuadrados distribuidos en un total de tres plantas. En ellas se pueden encontrar cinco habitaciones, cuatro cuartos de baños y una cocina totalmente equipada. Además, el nuevo nidito de la pareja cuenta con jardín y piscina y está valorado en más de 600000 euros.

20 años después

En definitiva, todo un casoplón en el que refugiarse del día a día y de su polémica y tibante relación con los medios. Y es que poco o nada queda de ese joven de 19 años que se dio a conocer hace dos décadas en uno de los concursos de talentos más exitosos de este país.

Cuenta Busta, que cuando comenzó su carrera musical en Operación Triunfo, trabajaba en la obra y todavía vivía con sus padres y sus dos hermanos, en un piso modesto, en San Vicente de la Barquera (Cantabria). De hecho, lo hacía en una habitación que era tan pequeña que su padre le tuvo que hacer “un hueco a medida para que pudiera sacar la cama de arriba”.