Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El duque de Edimburgo, Felipe Mountbatten, marido de la reina Isabel II / EP

Esta es la causa oficial de la muerte del duque de Edimburgo

El príncipe Felipe falleció el pasado mes de abril después de un largo ingreso hospitalario

3 min

El príncipe Felipe de Edimburgo, consorte de la reina Isabel II, falleció el pasado mes de abril a los 99 años. A punto de cumplir 100 años, el esposo de la Reina de Inglaterra durante 72 años y príncipe del consorte desde hace 69, perdió la vida y conmocionó al país entero.

"Con profundo pesar, Su Majestad la Reina ha anunciado la muerte de su amado esposo, Su Alteza Real el príncipe Felipe, duque de Edimburgo. Su Alteza Real falleció pacíficamente esta mañana en el Castillo de Windsor", escribió el perfil oficial de la familia real británica en redes sociales.

Causa de la muerte

Sin embargo, no se ha conocido la causa hasta ahora. La casa real británica ha compartido el acta de defunción del marido de Isabel II donde consta que Felipe de Edimburgo falleció debido a “su avanzada edad”.

El informe descarta que el Príncipe falleciera por el problema de corazón por el que fue hospitalizado e intervenido de urgencia tan solo unas semanas antes de su muerte. "El duque de Edimburgo se sometió a un procedimiento exitoso para tratar una condición cardíaca preexistente en el hospital de St Bartholomew. Su Alteza Real seguirá ingresado para recibir tratamiento, descansar y recuperarse durante varios días", rezaba entonces un comunicado emitido.

Funeral

El funeral se celebró el pasado 17 de abril, en la capilla de San Jorge, en Windsor, en un acto con apenas 30 invitados a causa de la pandemia. Felipe de Edimburgo fue el tercer miembro de la familia real británica más longevo de la historia. El monarca solo fue superado por su suegra, la Reina Madre, que falleció en 2002 a los 101 años, y la princesa Alicia, tía de la reina Isabel II, que vivió hasta los 102 años.

El Príncipe estuvo desde 2017, a los 96 años, retirado de la vida pública oficial de la monarquía y descansó durante sus últimos años en Wood Farm, su casa de campo en Sandringham.