Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Antonio David Flores /INSTAGRAM

Antonio David recurre a los servicios sociales para solicitar un piso de protección oficial

'Sálvame' ha tenido acceso a unas imágenes que muestran cómo el ex guardia civil es atendido en una oficina del Instituto de la Vivienda de Málaga

3 min

Antonio David Flores atraviesa el peor momento de su vida. Según Sálvame, “el ex guardia civil no tiene donde caerse muerto”. Las últimas imágenes que han llegado al programa de sobremesa de Telecinco muestran al ex de Rocío Carrasco en una oficina del Instituto de la Vivienda de Málaga.

Al parecer, el que fuera colaborador de televisión habría iniciado los trámites para solicitar una vivienda de protección oficial. La cuestión es saber si se trata de una estrategia judicial para acreditar su insolvencia o porque, realmente, la situación que atraviesa es más complicada de lo que parece.

Las imágenes

Asimismo, el programa avanza que las imágenes fueron tomadas tan solo días antes de que saliera a la luz su separación de Olga Moreno. Por si fuera poco, el testimonio que las ha enviado asegura que el malagueño habría recibido un trato preferente al resto de personas que se encontraban allí esperando.

En este sentido, el testimonio de esta mujer denuncia que los técnicos del servicio le colaron, haciéndole pasar por delante del resto de los usuarios. Tal y como revelan las últimos datos facilitados por las fuentes de Telecinco, con la tramitación de esta solicitud, Antonio David Flores entraría a formar parte de un grupo de personas que participarán en una sorteo del parque de vivienda pública de Málaga.

Situación económica complicada

Cabe recordar que, por el momento, el padre de Ro Flores tiene todas las propiedas embargadas al mantener una deuda en activo de más de 800.000 euros. De hecho, según el propio Kiko Hernándezsería la joven quien habría estado ayudando a su progenitor en los últimos meses.

En este sentido, Hernández remarca que el único ingreso que habría tenido Antoniodá desde su despido, el pasado 22 de marzo, habría llegado de la mano del juicio que ganó a la Fábrica de la Tele a finales de verano. La productora de Mediaset se vio obligada a abonar una indminización de 82.000 euros, un montante que también habría sido detenido por el fisco.