Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Antonio David, junto a Rocío Flores /EP

Antonio David estalla en plena calle contra Telecinco y Rocío Flores le frena

El ex guardia civil arremete contra Mediaset en un encontronazo de lo más tenso con la prensa cuando acompañaba a su hija a una revisión médica

3 min

La tensión estalla en la calle. Antonio David Flores pierde los papeles ante las cámaras de televisión cuando acomapañaba a su hija a una revisión de su reciente mastopexia, o lo que es lo mismo, una operación de aumento de pecho.

La expectación a las puertas de la clínica, donde ha sido intervenida la joven era máxima y el ex guardia civil ha estallado contra la prensa, y en concreto contra Telecinco, al verse de nuevo en el ojo del huracán por su reciente separación de Olga Moreno y su historia de amor con Marta Riesco. ¿Cómo te quedas?

Antonio David sube el tono 

Preguntado sobre los trámites de divorcio o por qué le parecía el apodo --El penas-- con el que le ha bautizado Jorge Javier Vázquez, y ya de paso todo Sálvame, el ex colaborador de televisión estallaba. “¿Puedo hablar, puedo hablar?”, le preguntaba a una de las reporteras, al mismo tiempo que elevaba el tono.

“¿Me vais a grabar, esto va a salir en Telecinco?, ¿En 'Sálvame' va a salir también?”, ha continuado preguntado Antoniodá, visiblemente enfadado. Si bien, el malagueño ha sido cortado de forma repentina, quien como trabajadora de la propia cadena, ha pedido a su padre que por favor se callase: "Papá, vámonos". Horas más tarde arremetía de nuevo contra el programa de sobremesa, esta vez en solitario, y desde la estación de Atocha.

La súplica de su hija 

Y es que la relación entre el padre de Rocío Flores y el grupo Mediaset está rota desde el 22 de marzo de 2021. Tras la emisión del primer capítulo, Rocío, contar la verdad para seguir viva, el grupo audiovisual decidía prescindir de forma definitiva de sus servicios como colaborador.

"Aún no ha habido un día en el que no me haya acordado de ese lunes 22 de Marzo, el día de mi despido de 'Sálvame'. No porque dejase de trabajar con ellos sino por los motivos que delante de toda España estaban dando. Sentí vergüenza, miedo, no podía creerme lo desprotegido que estaba. No podía creer ni las razones que se daban ni el escarnio público al que me sometieron a mi y a mi familia durante meses. Ese día fue uno de los peores de mi vida. Me costaba levantarme de la cama", escribía días atrás en sus redes sociales.