Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ana Obregón vive su primer Día de la Madre sin Aless /INSTAGRAM

Ana Obregón escribe una desgarradora carta en su primer Día de la Madre sin Aless

La actriz y presentadora ha revelado la última conversación que mantuvo con su hijo antes de que falleciera

3 min

Ana García Obregón vive con tristeza este domingo 2 de mayo, Día de la Madre. La actriz sigue abatida por la prematura muerte de su hijo Aless Lequio, a la edad de 28 años. El joven falleció hace poco más de 11 meses, víctima de un cáncer.

Desde entonces, la actriz y presentadora vive en una especie de 'no vida' en la que no hay un solo día en el que no recuerde a su hijo.

Sus últimas palabras

Una dedicatoria que ha cobrado especial importancia en una jornada como hoy, cuando Obregón ha revelado las últimas palabras que le dedicó el malogrado antes de fallecer. Unos versos que afirma llevar grabados en su corazón:

"Mamá, tú fuiste la primera persona que me quiso y la primera persona que amé. Siempre estuviste cuando te necesité, cogiéndome de la mano con amor hasta el final y siempre sabías cuándo necesitaba un abrazo", empieza el texto.

Ana se rompe en una carta

"Estoy cada segundo contigo, Mamá, en tu alma y tu corazón. Porque no me llevé tu corazón pero sí dejé el mío contigo. Un día te cogeré de la mano y te llevaré al paraíso pero hasta entonces, Mamá preciosa, cuando quieras verme solo tienes que cerrar los ojos y escuchar un susurro con lo último que te dije: “Te quiero desde siempre y para siempre, Mamá”, continúa.

Y es que estas líneas tan solo son una parte de la desgarradora carta que ha publicado la actriz en Instagram y que va dirigida a todas las madres, presentes y futuras, y especialmente a aquellas que han perdido a un hijo. En ella, la ex de Lequio relata lo complicado que está siendo vivir con la ausencia del joven y del orgullo que siente por haber sido su madre.

"Volver a vivir"

No obstante, pese a reconocer que intenta sacar fuerzas de donde puede, Ana desvela que no hay día que no llore la pérdida de su retoño. Asimismo, la bióloga no duda en afirmar que daría su vida por tal de que su hijo estuviera vivo.

"Quizás algún día vuelva a vivir cuando nos reencontremos, pero por si no lo hago, nunca olvides que ha sido y es un privilegio ser tu MADRE y que te quiero más que a mi vida", termina la misiva.