Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ana María Aldón se rompe en directo al recordar su etapa más complicada /TELECINCO

Ana María Aldón intentó quitarse la vida durante su embarazo: “No quería vivir”

La colaboradora rompe a llorar al recordar cómo fueron sus inicios junto a Ortega Cano y confiesa el rechazo que sintió por parte de la prensa del corazón

3 min

Ana María Aldón ha vivido una de sus tardes más complicadas en Viva la Vida. La mujer de Ortega Cano ha recordado cómo fueron los inicios de su relación con el torero. Y en concreto, de la época en que se quedó embarazada.

La colaboradora se ha venido abajo al relatar cómo sus compañeros de cadena hablaban de ella en términos despectivos y lamentables en 2012.

“Un plan trazado”

En este sentido, Ana María ha reconocido que en los programas de televisión se acusaba a la diseñadora de tener un plan para "enganchar" al torero e incluso se llegó a dudar de la paternidad de su marido. “Yo no quería vivir: ocurrió algo que podría haber evitado que estuviese aquí ahora mismo”, ha confesado mientras estallaba en llanto.

"Yo estaba embarazada de mi hijo y me daban hasta taquicardias por todas las barbaridades que se decían de mí. Yo no entendía por qué decían todo esto si yo no abría la boca y estaba siempre callada", ha manifestado la modista, a la vez que revelaba que lo superó gracias al apoyo y cariño que recibió por parte de Ortega Cano.

Sin relación con la hermana de su marido

Sin embargo, los problemas de Aldón no acababan aquí. Y es que, al parecer, fue Conchi, su cuñada y hermana del diestro, quien les traicionó y dio la primicia del embarazo. De hecho, Rosa Benito ya reveló años atrás que fue la consanguínea del torero quien además de dar a conocer la noticia del estado de buena esperanza de la exfrutera, cuestionó la paternidad de Ortega.

Por si fuera poco, hoy, Ana María ha querido dejar claro que no tiene ningún problema con “ningún Ortega Cano”, pero sí que ha reconocido que no tiene relación con Conchi. “Cuando yo salí de ‘Supervivientes’ ella no me llamó y hasta el día de hoy. Nadie me ha llamado para lo bueno ni tampoco para decirme que tengan un problema conmigo o les haya molestado algo”.