Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de un smartwatch con todas las prestaciones para hacer deporte/ Tim Foster en UNSPLASH

Consejos para elegir el mejor 'smartwatch' como compañero para hacer deporte

Estos relojes inteligentes cuentan con funcionalidades que pueden ser de ayuda durante el entrenamiento

Victoria Herrero
7 min

A la hora de hacer deporte, además de una buena preparación física previa y una equipación adecuada resulta aconsejable ayudarse de una serie de herramientas que pueden ser de utilidad para monitorizar y facilitar la práctica deportiva. Y una de ellas es hacerse con un reloj inteligente o smartwatch (mucho más avanzado que una simple pulsera de actividad). Una tecnología que va más allá de un reloj para dar simplemente la hora y que como otras necesita de algunos consejos previos a la compra

Un elemento para la muñeca que ofrece al usuario numerosas funcionalidades, como si de un pequeño ordenador se tratase, para controlar el esfuerzo que se está haciendo, recibir notificaciones e incluso saber si en mitad de la carrera uno se encontrará con una tormenta inesperada. 

Deportes de exterior

Lo primero de todo es tener en cuenta qué rutina física se seguirá para optar por aquel modelo que más se ajuste a las necesidades de cada uno en función de las prestaciones que ofrezca. Así, por ejemplo, si es el caso de una persona que suele hacer trail (running pero en plena naturaleza y por pistas que no son urbanas) lo mejor es elegir aquel smartwatch que tenga, entre otras prestaciones, brújula, mapas para no perderse en el recorrido y hasta datos de la altitud de ascenso y descenso.

Runner para el que puede serle útil un smartwatch / Alexander Redl en UNSPLASH
Runner para el que puede serle útil un smartwatch / Alexander Redl en UNSPLASH

Si, por el contrario, el esfuerzo se hace en el mar en lugar de en tierra firme (es el caso del surf), sería recomendable elegir aquel que lleve incorporada alguna que otra función con información y datos sobre mareas o que pueda sumergirse. En cualquier caso y sea cual sea el tipo de deporte elegido, es primordial que el reloj sea robusto ante posibles golpes, así como a la exposición a la intemperie; además de ofrecer largas horas de autonomía (mucho de ellos ya se cargan con la luz solar).

También para el interior

Pero este tipo de gadgets de muñeca no solo resultan prácticos en el caso de hacer alguna actividad física al aire libre. Si, por ejemplo, uno es más dado a estar en el gimnasio, también son buenos compañeros de entreno. Ahora no importa tanto si tiene o no GPS, pero sí si incluye series personalizadas de entrenamiento, consejos para mejorar la postura corporal, registro de las calorías quemadas o bien la posibilidad de acompasar ese ejercicio con la mejor música

Incluso para los que no puedan mirar todo lo que aparece en la pantalla, algunos modelos incorporan una especie de altavoz que va indicando si se cumplen con los objetivos propuestos antes de empezar a sudar. Por último, en este tipo de relojes inteligentes y si no se ofrece la posibilidad de que se carguen con el sol, el funcionamiento de carga es igual de sencillo que con un teléfono móvil que se ha quedado sin batería. Los mejores pueden durar hasta dos semanas encendidos pero lo normal es no pasar de un par de días. 

Un compañero saludable

Además de mirar todo lo relativo a las prestaciones de este tipo de accesorios inteligentes, es bueno mirar también antes de la compra si cumplen con una serie de parámetros en un plano más saludable. Esto es, monitorizando la salud de esa persona que lo lleva encima. Por eso, ya que uno se ha decidido por un smartwatch sería bueno escoger aquel que cuenta con funcionalidades para controlar las horas de sueño diarias, el nivel de estrés o la respiración. 

Lo más avanzados y sofisticados que existen en el mercado incorporan incluso sensores especiales que actúan a modo de electrocardiograma para controlar la frecuencia cardíaca o la presión arterial. Una buena manera de saber el esfuerzo que se está haciendo durante esa práctica deportiva y no sobrepasar los límites de cada uno. Si esto ocurre, incluso se pueden programar paradas o descansos que es conveniente hacer en cada caso. 

Diseño y funcionalidad

Y puestos a pedir, qué mejor si ese smartwatch incorpora una estética para hacerlo perfecto como accesorio para el día a día. Una rutina diaria, ya sin zapatillas deportivas, y para la que será muy útil contar con aplicaciones con notificaciones en el reloj cada vez que llega un email de trabajo, se acerca la hora de una reunión importante, se recibe una llamada que se puede contestar desde el mismo smartwatch sin necesidad de coger el móvil o hasta para pagar directamente con el smartwatch.

Como último aspecto a la hora de decantarse por un reloj inteligente u otro es mejor hacerlo por aquel cuyo diseño más se adapte a la personalidad de la persona que lo llevará, que sea ligero (sobre todo de cara a hacer deporte) y con una esfera adecuada al tamaño de la muñeca de su dueño. Incluso para hacerlo único, en algunos casos se puede personalizar el aspecto de la pantalla o la correa.