Menú Buscar
Avión realizando uno de sus vuelos / G-R Mottez EN UNSPLASH

La última moda: los vuelos sin destino

Las aerolíneas intentan atraer a los amantes de los viajes en avión con aparatos que aterrizan en el mismo sitio del que despegan

6 min

El tráfico aéreo ha descendido mucho durante el año 2020 debido a la pandemia mundial del Covid-19. Esto ha llevado a algunas aerolíneas a reinventarse, de tal manera que algunas han puesto en marcha vuelos sin destino. Es decir, aquellos que parten de un aeropuerto y vuelven al mismo lugar después de haber recorrido una zona del territorio.

Esta práctica aún no está siendo muy utilizada, pero sí que ha llamado tanto la atención tanto que algunas compañías la han replicado. Por ello, proponen a los viajeros rutas desde las que ver grandes monumentos o zonas naturales por las ventanillas.

Un drástico descenso

No cabe duda de que tales medidas son la consecuencia de un año nefasto para las aerolíneas, las cuales han experimentado un acusado descenso en sus beneficios debido al menor número de vuelos que se operan. Hay que tener en cuenta que muchos países han estado aislados y ahora mismo hay trayectos que están cerrados por las prohibiciones que han puesto en marcha para contener los rebrotes de la enfermedad.

De hecho, según la Organización Europea para la Seguridad de la Navegación Aérea, las previsiones para 2020 son que los vuelos en Europa --un espacio que tiene unas circunstancias especiales al tratarse de la UE-- disminuirán hasta un 55%, una cifra muy significativa y que muestra los problemas por los que está pasando el sector de la aviación.

¿Y si volamos por volar?

Así pues, una de las opciones que han encontrado ha sido la venta de billetes para hacer vuelos con salida y retorno en el mismo aeropuerto. Las compañías han querido así satisfacer las “necesidades” que muchas personas tienen de coger un avión y volar, al tiempo que proporcionan experiencias diferentes cuyo precio no es asequible para todos los bolsillos.

Como no podía ser de otro modo, estos vuelos han sido noticia en todo el mundo. Por un lado, suponen una idea nueva para mantener puestos de trabajo e ingresos, pero por otro, también son una fuente de contaminación que no tiene como objetivo algo útil como transportar a personas de un lado a otro.

Australia a vista de pájaro

Si hay algo que caracteriza a estas ofertas es que son vuelos que cumplen con todas las reglas relacionadas con la pandemia, es decir, no se enfrentan a ninguna de las prohibiciones que hay vigentes. Por eso no es de extrañar que muchos de ellos no salgan del territorio nacional. Este es el caso de Qantas y el viaje que ha propuesto por los lugares más emblemáticos del territorio australiano.

En él invita a los viajeros a disfrutar de un vuelo sobre sitios tales como las Islas Whitsundays, la Gran Barrera de Arrecifes o la montaña roja Uluru. La salida y regreso será el próximo 10 de octubre y, además, durante la travesía en el Boeing 787 Dreamliner que sale y regresa a Sidney, se podrá tomar el menú realizado por un famoso chef del país: Neil Perry.

Volando sobre Australia / Elle Hughes EN UNSPLASH
Volando sobre Australia / Elle Hughes EN UNSPLASH

Se agotaron los billetes

El éxito de una iniciativa como la de Qantas se ha demostrado cuando en apenas 10 minutos se agotaron todas las plazas. Y eso que los precios iban desde los 486 hasta los 2.340 euros. Tanto es así que en la propia compañía llegaron a afirmar que probablemente se trata del vuelo que más rápidamente se ha vendido en la historia de la compañía.

Es más, esta misma aerolínea tiene pensado abrir vuelos a la Antártida sin salir del avión, de modo que los pasajeros puedan ver --por turnos--, las zonas más espectaculares de ese continente --a una considerable altura--. En este caso los precios oscilan entre los 730 y los 4.900 euros.

Japón, Taiwán, Borneo...

El ejemplo de Qantas no es el único, ya que otras compañías también han puesto en marcha su maquinaria comercial para hacer atractivos sus vuelos sin destino. Es el caso de ANA, la aerolínea japonesa que emplea el Airbus que suele utilizar para los vuelos a Hawaii para hacer vuelos por el territorio japonés con todo tipo de atracciones (regalos, cócteles…).

De igual modo, StarLux Airlines de Taiwán hace lo propio sobrevolando las Islas Pratas, situadas al norte del mar de la China meridional, o Royal Brunei ofrece la experiencia del vuelo sobre la isla de Borneo al tiempo que los pasajeros degustan una suculenta cena.