Menú Buscar
Urano / PLAYGROUND

¿Sabías qué Urano huele a huevo podrido?

Un estudio refleja que el abundante sulfuro de hidrógeno encontrado en las nubes del planeta podría ser el causante de este olor tan desagradable

08.06.2018 19:16 h.
3 min

Un equipo de investigación del Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA ha descubierto grandes cantidades de sulfuro de hidrógeno, gas conocido por recordar a un olor desagradable, como de huevo podrido, en las nebulosas que envuelven el planeta Urano. El hallazgo ha sido posible gracias a la utilización del telescopio Gemini North en Mauna Kea (Hawái) y un espectrómetro de infrarrojo cercano (NIFS) mediante el que han recopilado los datos sobre este gas en la composición de las nubes.

El sulfuro de hidrógeno es totalmente tóxico y hace inviable la vida que conocemos, pero a pesar de las suposiciones, nunca antes se pudo confirmar la existencia de este gas en el séptimo planeta del sistema solar. Gracias al descubrimiento, los investigadores pudieron realizar multitud de pruebas, entre ellas, la toma de muestras de la luz del Sol que quedaba reflejada en la capa superior de las nebulosas de Urano.

Urano, el planeta desconocido

Sin embargo, el olor desagradable procedente del sulfuro de hidrógeno no es lo más perjudicial que podemos encontrar en el material gaseoso de este planeta. Según el investigador Patrick Irwin: “La asfixia y la exposición a la atmósfera a -200ºC compuesta principalmente de hidrógeno, helio y metano serían elementos determinantes mucho antes de percibir el olor”.

Los indicios de este nuevo dato sobre el séptimo planeta de nuestro sistema solar nos hacen recordar que su origen y composición siguen siendo un enorme misterio. La famosa nave Voyager 2 de la NASA es la única que ha conseguido visitar el planeta en un viaje del que han pasado ya 10 años, pero los datos sobre este elemento de su formación gaseosa no han llegado hasta ahora.

Gigantes de hielo

Urano junto a Neptuno forma parte de los llamados gigantes de hielo, ocupando el séptimo y octavo lugar de nuestro sistema solar. Estos dos planetas, a diferencia de los gigantes gaseosos como se conoce a Júpiter y Saturno, no presentan el amoniaco en sus nubes como elemento mayoritario, sino que gracias a esta reciente revelación sería el sulfuro de hidrógeno y su particular olor a huevo podrido lo más destacable en su formación gaseosa.