Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una de esas recetas de aprovechamiento para disfrutar cocinando / UNSPLASH - KEVIN MCCUTCHEON

Tres recetas 'gourmet' de aprovechamiento para disfrutar de la comida y la cocina

Algunos de los mejores métodos para sacarle partido a los alimentos de la despensa

Juan Antonio Marín
6 min

La gastronomía representa uno de los puntos fuertes en la cultura de una determinada sociedad. En cierto modo, también es la responsable de atraer a miles de turistas todos los años hacia los destinos cuya cocina es la mejor valorada. En este aspecto, España es uno de los países más privilegiados. Hay que agradecérselo a la renombrada dieta mediterránea, que tanta fama ha cosechado por todo el planeta.

El equilibrio es el elemento que mejor resume a este conjunto de alimentos que han convertido una simple dieta en un estilo de vida. Las legumbres, el pan o el aceite de oliva, son algunas de las bases que constituyen el régimen mediterráneo. Si algo tiene en común estos alimentos es que se ubican en la despensa de la mayor parte de  las casas. Con ellos que se puede elaborar un sinfín de platos originales.

Por un futuro mejor

De este modo se puede aprovechar de una manera más eficiente todos esos productos que se ubican en los muebles de la cocina. Además con este método se evita, en cierta medida, el desperdicio de alimentos, ya que aquellas materias que no se utilizan regularmente pueden acabar en el cubo de la basura. Estas dietas de aprovechamiento cumplen con una importante función sostenible y llegan a resultar a entretenidas para el que las realiza.

Cuando la mejor opción es quedarse en casa, encender los fogones y apostar por la creatividad, puede llegar a dar unos resultados bastante sorprendentes. Uno de los ejemplos más claros en esto de aprovechar la comida es la escudella con carn d’olla, un plato típico de Cataluña que se suele servir en época invernal. La carne que sobra de esta tradicional receta se aprovecha para realizar canelones, evitando así desechar las sobras.

Del ‘tupper’ al plato

El arroz o la pasta son dos de los alimentos que suelen sobrar tras la elaboración de un determinado plato. En el caso del primero, el  aprovechamiento puede desembocar en varias vertientes. Una de las más comunes es el arroz a la cubana. Este clásico entre los clásicos se convierte en una opción ideal para que los granos que han sobrado no encuentren el camino de la basura. Tan solo bastan con cocinar unos huevos fritos, unas salchichas y aplicar tomate para obtener el resultado.

Una persona cocinando una de tantas recetas de aprovechamiento / UNSPLASH - KEVIN MCCUTCHEON
Una persona cocinando una de tantas recetas de aprovechamiento / UNSPLASH - KEVIN MCCUTCHEON

Como el arroz también es un excelente acompañante de otros alimentos, cabe la posibilidad de llevar a cabo otro plato que se adapte mejor al segundo. En este caso, el clásico plato chino, el arroz tres delicias, puede llegar a convertirse en la elección idónea si el que lo acompaña contiene pescado o carne. Con esta serie de elaboraciones se llega a aprovechar al máximo ese sobrante que estaba ocupando espacio en la nevera.

Otro clásico

Este tipo de cocina de aprovechamiento también es conocida como zero waste. La denominación hace referencia una gastronomía exenta de residuos. Y es que el desperdicio de alimentos puede llegar a tener consecuencias nefastas para el medio ambiente. Hasta el 10% de gases invernadero se pueden llegar a reducir con esta práctica. La creatividad y las legumbres tienen la capacidad de frenarlo.

Los garbanzos permiten realizar a un gran número de recetas. Si se ha sobrepasado la cantidad necesaria para elaborar un cocido, se pueden aprovechar para otro tipo de platos igual de sabrosos. La ensalada de garbanzos o el internacional humus se postulan como dos de las opciones más sugerentes para aprovechar este tipo de legumbres. El segundo de ellos también se puede servir como entrante, y su sabor lo convierte en un plato que puede acompañarse con diversos vegetales (zanahoria, apio o calabacín entre los mejores) o distintos tipos de pan.

Amplia gama de opciones

Las verduras también entran dentro de este juego. Al igual que ocurría con el arroz, cabe la posibilidad de reutilizarlas como acompañante de otro tipo de plato. Con un buen aliño, estas verduras están listas para ser la estrella invitada de un buen chuletón o un filete de pescado o una tortilla.

Si no se le encuentra un hueco como acompañamiento siempre existe la opción de elaborar una nutrititva crema o un puré. Esta receta es un clásico del aprovechamiento, y además de ser muy buena a nivel nutricional, es apta para casi todo tipo de dietas y consumidores, por lo que nunca está de más contar con una en casa.