Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
EuropaPress 4200401 supermercado transgourmet iberica

Los supermercados subirán aceite, carne, pasta y fruta por el alza de la energía

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha alertado de que el aumento de precios también afectará a los productos envasados

3 min

Los precios de la energía están disparados y los españoles se han enfrentado a la subida de precios de servicios como la luz, el gas y la gasolina. Sin embargo, ahora la cosa va más allá. El ticket de la compra aumentará en cuatro artículos básicos de alimentamentación.

Los supermercados se preparan para subir el coste final del aceite, la pasta, la carne y la fruta para evitar que los márgenes se vean mermados. Asimismo, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha alertado de que también afectará a los productos envasados. "Los supermercados están subiendo precios ya desde hace algunos meses, que comenzaron afectando a los productos frescos. Pero este encarecimiento ya afecta a la alimentación envasada", explica la entidad para OkDiario

Subida generalizada

Una subida de precios que es consecuencia de las cifras de la luz: "Las constantes subidas del precio de la electricidad, el butano y los carburantes se han trasladado definitivamente a los precios de la alimentación, que han subido un 1,3% en diciembre, una décima más que el índice general (1,2%), lo que supone un incremento anual del 5% en esta partida, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE)", cifran desde la organización.

Todas estas subidas de precio se podrían generalizar y mantenerse en el tiempo. La margarina, la pasta, los lácteos, algunas carnes como pollo y ternera, y los huevos son los productos que más han incrementado su precio con subidas entre un 8,3% y un 21,2% en sólo 6 meses, según los datos de la organización de diciembre.

"Efecto amortiguador"

Sin embargo, la patronal de la distribución Anged ha desmentido la subida de precios: "En la evolución reciente de los precios, que está afectando de manera muy negativa a todos los sectores de actividad, el comercio está teniendo un efecto amortiguador". Asimismo, han argumentado que "este fenómeno se ve claramente si se compara la evolución del IPC general, con la del IPC de alimentación y bebidas y la evolución de los precios industriales (IPRI) de la alimentación".

Según apuntan, las mayores subidas de alimentación como la carne de ovino, los aceites y grasas y las frutas y hortalizas, consisten en apenas cinco décimas del 6,5% del IPC general, frente a los tres puntos de la electricidad o el punto y medio de los combustibles para transporte personal.