Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un sanitario administra una vacuna contra el coronavirus / EP

¿Se puede elegir qué vacuna contra el coronavirus ponerse?

La llegada de nuevos compuestos ha planteado la duda en muchas personas, visto que ahora hay más disponibilidad y variedad

3 min

La campaña de vacunación contra el coronavirus empezó hace ya un mes, pero a partir de esta semana se administrarán las vacunas de tres farmacéuticas diferentesPfizer, Moderna y AstraZeneca. Además, está previsto que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) apruebe nuevos compuestos esta semana.

Así pues, en breves estarán disponibles fármacos como los de Johnson & Johnson, Novavax y Curevac. Incluso podría incluirse en esta lista la Sputnik V, la vacuna rusa. Por todo ello, son muchos los que se preguntan si se puede elegir qué vacuna recibir contra el coronavirus, ahora que hay más disponibilidad y variedad.

Respuesta tajante del Gobierno

La llegada de la vacuna de AstraZeneca supone una buena noticia en cuanto a la campaña de vacunación, y ya se han distribuido por España las primeras dosis. Sin embargo, la falta de estudios sobre su efectividad o la reacción en personas mayores de 55 años ha obligado al Ministerio de Sanidad a no administrarla a quienes superen esa edad.

Por ello, el mismo ministerio ha respondido de forma tajante a la pregunta planteada: no se puede escoger entre vacunas, toca la que toca. "Se tendrá en cuenta la información disponible para la utilización de las vacunas pero, teniendo en cuenta el número limitado de las mismas y su dificultad de manejo, no será posible ofrecer la posibilidad de elección", señalan desde el Gobierno.

Cambios en el plan de vacunación

Para aquellos que tengan dudas, Sanidad sí permitirá solicitar información acerca de la vacuna que se le administre, pero nunca permitirá elegir. Del mismo modo, la vacuna quedará registrada en la historia clínica de cada persona y las comunidades autónomas llevarán un registro de cada vacunado --de manera anónima-- para elaborar estadísticas.

Es decir, la entrada de nuevas vacunas permitirá un acelerón en el plan de vacunación, y puede llegar a modificar la campaña planteada. De hecho, algunos territorios se plantean empezar a inmunizar ya a los mayores de 80 años --a quienes no les toca hasta la segunda fase-- y los expertos recomiendan priorizar también a personas con obesidad mórbida o con síndrome de Down.