Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los 'castellers' de Poble Sec, en Barcelona, y sus tres 'castells' coronados por la 'enxaneta' / EP

¿Qué es una 'enxaneta'?

Los 'castellers' cumplen 10 años como Patrimonio inmaterial de la humanidad por la Unesco, pero aún hay parte su vocabulario que genera dudas

3 min

Se cumplen 10 años desde que la Unesco incluyó a los castells en la lista representativa del Patrimonio inmaterial de la humanidad. Estas torres humanas de varios pisos de altura, originarias de Cataluña, lograron su reconocimiento mundial el pasado 16 de noviembre de 2010.

El Comité intergubernamental para la salvaguardia del patrimonio inmaterial de la humanidad tomó la decisión final en una reunión celebrada en Nairobi (Kenia). Sin embargo, y a pesar de la fama alcanzada, aún hay palabras del vocabulario casteller que se nos escapan. Una de las preguntas que más se repite es: ¿qué es una enxaneta?

La figura más importante del 'castell'

Los castells están construidos por hombres y mujeres de todas las edades y complexiones físicas. La pinya es el nombre que recibe el conjunto de castellers que forman la torre humana, pero hay uno de ellos que sobresale del resto: la enxaneta. Esta figura es la que corona las torres escalando a sus compañeros hasta lo más alto, y esta responsabilidad recae normalmente en un niño o una niña de entre 5 y 10 años.

Una 'colla' de 'castellers' empieza un 'castell' / EP
Una 'colla' de 'castellers' empieza un 'castell' / EP

Hasta que la enxaneta no llega a lo más alto del castillo humano y pone los dos pies sobre los hombros de los dosos --los castellers que están por debajo suyo--, el castell no se considera cargado. Y por si no fuera complicado, para hacerlo válido, en ese momento debe hacer la aleta: levantar una de las manos y quedarse sin apenas sujeción.

Más curiosidades de los 'castellers'

Se tiende a pensar erróneamente que la enxaneta es el casteller más pequeño de la colla --conjunto de castellers de un mismo equipo--, pero esa característica la tienen actualmente los aixecadors. De esta manera, la enxaneta puede pasar más cómoda por encima suyo y coronar la cima de la torre más fácilmente.

El primer castell documentado data en el año 1770, en l'Alborç, pero se tiene constancia previa de ellos en Valls en el 1712. Eso sí, no es hasta el año 1790 que la palabra castell se empieza a popularizar.