Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un hacker preparado para atacar  / PIXABAY

La pandemia y el teletrabajo ponen en peligro a tu ordenador

Los ciberdelincuentes están aprovechando cualquier resquicio para enriquecerse a costa de los usuarios y las empresas

6 min

Durante la pandemia en la que estamos inmersos, el uso de la tecnología ha aumentado considerablemente puesto que gracias a ella las comunicaciones entre amigos, familiares y entornos de trabajo han podido ser constantes. No obstante, ha sido y es un excelente caldo de cultivo para los hackers.

Estos ciberdelincuentes aprovechan las debilidades de los sistemas y, sobre todo, de los propios usuarios, que suelen ser la vía de entrada para la mayoría de los ataques que se producen.

La pandemia como cebo

En este punto debe quedar muy claro que los hackers no tienen nada de aquellos piratas románticos que se dedicaban a “tirar” sistemas, sino que son redes de cibercriminales que se dedican a lucrarse valiéndose de los medios que tienen a su alcance.

Y el principal de ellos es la propia naturaleza humana, que en el caso de la pandemia por coronavirus tiene mucho que ver con la necesidad de información e incluso con el deseo que muchas personas han tenido y tienen de ayudar.

Ataques de 'phising'

Una de las prácticas más comunes es el phising, que viene a significar la “pesca” de usuarios que caen presas de delincuentes. Estos se encargan de realizar envíos masivos de correos electrónicos o cadenas de WhatsApp con enlaces fraudulentos, los cuales, una vez que se pincha sobre ellos, pueden ser la puerta de entrada al ordenador o al teléfono.

Una vez que han accedido, pueden hacerse con información relevante, colarse en redes privadas e incluso secuestrar al equipo en cuestión, algo que en el caso de las empresas puede suponer una gran pérdida de datos e incluso la petición de rescates para no perder todos los activos.

También el teletrabajo

Tanto el phising como otras metodologías no solo se han aprovechado del flujo de comunicaciones que se han realizado con la Covid-19 como referencia, sino que además han sacado partido al aumento de los empleados que han comenzado a teletrabajar desde sus hogares. En este caso, es muy importante señalar que no todas las empresas estaban preparadas para esta situación, de manera que las comunicaciones con los trabajadores no estaban cifradas.

Además, muchos de esos empleados utilizaban tanto sus equipos personales como sus propios correos, lo que ha abierto las puertas a aquellos hackers que quieran entrar en la red empresarial. Así pues, de cara a 2021, las empresas deberán mejorar su modelo de telegtrabajo y dotarlo de unas medidas de seguridad que cada vez son más necesarias.

Tipos de ataques

Así pues, tanto el coronavirus como el teletrabajo son un peligro para los equipos electrónicos e informáticos por tratarse de un objetivo perfecto para las redes de ciberdelincuentes. La empresa ESED especializada en ciberseguridad apunta el uso de ingeniería social en la que las personas caen presas del engaño.

Y pone varios ejemplos de ello: desde emails falsos de empresas que se hacen pasar por compañías como Netflix, hasta mensajes que supuestamente llegan desde la propia empresa (suplantan al webmaster), pasando por ofertas de trabajo falsas (otro engaño que se aprovecha de la mala situación personal de mucha gente) o incluso páginas fraudulentas que solicitran fondos para ayudar contra el coronavirus.

Los datos son oro para los hackers y ciberdelincuentes / PIXABAY
Los datos son oro para los hackers y ciberdelincuentes / PIXABAY

Delincuentes sin escrúpulos

Como se puede observar con esos ejemplos, los cibercriminales se aprovechan tanto de las desesperación personal como del deseo de ayudar al prójimo, lo que deja muy claro que se trata de personajes sin ningún tipo de escrúpulos para enriquecerse.

Dado que tanto la pandemia como el aumento del teletrabajo han sido utilizados para enfocar los ataques, en 2021 las previsiones irán por esos derroteros. De hecho, los hackers tendrán a su disposición las últimas novedades tecnológicas que están llamadas a hacer más fácil nuestras vidas. Y es que, sus bondades también están a su disposición.

Más facilidades para los "hackers" 

De hecho, tal y como informa Panda Security en su blog, el Laboratorio de Amenazas de WatchGuard Technologies, perteneciente a IBM, ha predicho que en el año 2021 “los hackers aprovecharán las nuevas herramientas de automatización para simplificar las tareas manuales que subyacen a la creación de campañas de spear phishing, utilizando datos específicos y personalizados sobre las víctimas, obtenidos ya sea de las redes sociales o de los propios sitios web de las empresas. Y a medida que la sociedad siga haciendo frente a las repercusiones del COVID-19, es probable que estos ataques automatizados de spear phishing también alimenten los temores que rodean a la pandemia, incidan en las estrategias políticas adoptadas por los países y las repercusiones económicas”.

A esto hay que añadir que los cibercriminales tendrán a su disposición la nueva tecnología 5G para perpetrar ataques a una mayor velocidad y a una escala nunca antes vista.