Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Salida de un paso de procesión en Málaga /EP

Los meteorólogos pronostican una Semana Santa con más calor de lo habitual

En el Atlántico y el Cantábrico se esperan las precipitaciones típicas para esta época del año, mientras que en el centro y el sur del país se impondrá el sol

4 min

Buenas noticias para todas aquellas personas que quieran disfrutar de Semana Santa, un período que este año caen en el calendario entre el 10 y el 18 de abril. Los expertos de Meteored han ofrecido un primer pronóstico para estos días festivos, de los que destacan que presentará temperaturas más altas de lo habitual.

En este sentido, José Miguel Viñas advierte de que el cambio climático está alterando el ritmo de las estaciones del año, una realidad que provoca que, en la actualidad, la primavera llegue antes y en muchos casos presente no solo excepcionales episodios de calor, sino que también intensas lluvias. Dos extremos, que según señala, son los que caben esperar cada vez más en las fechas de Semana Santa.

Tiempo más seco de lo habitual en el centro y el sur peninsular

De hecho, Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), señala que este mes de marzo pasará a la historia como uno de lo más húmedos, ya que solo en las tres primeras semanas ha llovido un "44 % más de lo que suele llover en todo el mes”. Y es que a pesar de que para los días festivos se espera un aumento de la temperatura, lo cierto es que podrían continuar las precipitaciones en la vertiente Atlántica y Cantábrica, aunque nada fuera de lo habitual en el mes de abril.  

El sureste y los archipiélagos se salvan de las lluvias, ya que según los modelos isobáricos, a pesar de que todavía faltan varias semanas, todo parece indicar que podrían tener un tiempo más seco de lo que es habitual. En concreto, en el valle del Guadalquivir, provincia de Granada, Extremadura, suroeste de Castilla-La Mancha y en la mitad occidental de Castilla y León, predominarían los cielos despejados. Allí, el mercurio podría situarse entre 1 y 3 ºC por encima del promedio.

Lluvias hasta final de marzo 

Esta situación viene provocada por las anomalías de presión, que dejan entrever de algún modo dónde estarán las borrascas y anticiclones. Las depresiones quedarán al norte de las Azores, lindando con las islas británicas y dejando a la Península “en una zona de nadie”. De confirmarse este escenario, la vertiente mediterránea peninsular podría quedar expuesta a alguna dorsal anticiclónica, lo que propiciaría un episodio de estabilidad meteorológica.

Hasta entonces, parece que el tren de borrascas que ha sucedido a Celia se mantiene hasta finales de mes. También se mantienen las nevadas en los Pirineos, y en los grandes sistemas montañosos, con una cota de nieve fijada en torno a los 1.500 metros.