Menú Buscar
Las manzanas fantasmas / FACEBOOK

El curioso fenómeno de las manzanas fantasmas

El frío de Estados Unidos ha servido para descubrir las manzanas fantasmas, un curioso efecto provocado por las bajas temperaturas

Carlos Aguado
3 min

El invierno es una de las estaciones únicas del año. El frío produce efectos sorprendentes, siendo la nieve uno de los más llamativos. Aunque las bajas temperaturas que ha sufrido Estados Unidos con el vórtice polar han disparado las alarmas, las redes sociales siempre ayudan a encontrar un lado positivo a situaciones críticas de este estilo. Es lo que ha ocurrido en Michigan, donde Andrew Sietsema ha compartido a través de Facebook una increíble imagen que se hecho viral en los últimos días.

Se trata de una fotografía a lo que él mismo ha llamado denominado “manzanas fantasmas”. Son unas manzanas de hielo que se han creado en el árbol, pero sin contener fruta alguna en su interior. Esto ha llevado a miles de personas a preguntarse qué es lo que había ocurrido para que se formasen, máxime cuando no hay ninguna manzana sobre la que se cree semejante capa de hielo. En entrevistas a medios locales, el propio Andrew sostiene que no está seguro de cuál ha sido el proceso, aunque podría haberse producido al pudrirse las manzanas. Pese a ello, y con el frío, la forma helada se habría mantenido, provocando la curiosa estampa.

El frío de Estados Unidos

El efecto de las manzanas fantasmas se entiende porque esta fruta tiene un punto de congelación más bajo que el agua. De esta forma, en el interior de la capa de hielo todavía se podía producir la descomposición. El estado de Míchigan es uno de los más afectados por el vórtice polar o vórtex polar, nombre que recibe este fenómeno meteorológico. Otro que ha sufrido las consecuencias es el de Toronto, donde se ha registrado a principios de año la mayor nevada de la historia.

El vórtice polar no es un caso aislado y único de Estados Unidos. En 2014, Europa también se vivió una ola de frío por motivos similares. Esta situación se produce cuando una gran masa de aire gélido y bajas presiones chocan contra otras masas de aire que provocan una expansión del vórtice, haciendo que se salga de los polos. Las temperaturas pueden alcanzar los 40 grados bajo cero, sensación térmica que se intensifica con el viento.