Menú Buscar
Zapatillas de deporte con las que salir a correr / PIXABAY

Mejores lugares para salir a correr en Barcelona

Los runners encuentran en la Ciudad Condal muchas opciones para disfrutar de rutas al aire libre

Noelia Hontoria
5 min

Salir a correr al aire libre tiene muchos beneficios. El contacto con el sol y la naturaleza puede aportar más a la salud que practicar el mismo deporte en una cinta estática de un gimnasio. Sin embargo, no vale cualquier sitio para salir a correr. Se deben tener en cuenta variables como la seguridad del lugar, las condiciones climatológicas, el estado del suelo y la superficie sobre la que se va a realizar dicha actividad. Este último punto es especialmente importante para evitar lesiones y otros problemas relacionados.

En Barcelona, a pesar de ser un gran núcleo urbano, existen muchas zonas aptas para el running. Algunas de ellas son bastante transitadas por otros runners, mientras que otras aportan una mayor desconexión. Elegir un buen lugar puede marcar la diferencia entre cumplir con los propósitos y mantener una rutina constante o abandonar tras la primera sesión de entrenamiento al aire libre. Tanto si se va a realizar la actividad solo como acompañado, tener un lugar preferido para salir a correr es muy importante para cumplir con el objetivo.

Parque de la Ciudadela

El gran pulmón de Barcelona también es uno de los lugares preferidos por los runners más urbanitas. Gracias a su localización, suele ser un punto de fácil acceso para los barceloneses, muy bien comunicado por metro (Arc de Triomf L1 y Cuitadella L4) y a corta distancia a pie de muchos puntos de la ciudad. Además, es un lugar bastante seguro para correr, ya que al ser tan céntrico y concurrido el corredor siempre está acompañado. Se pueden elegir tramos más largos o más cortos, en función del recorrido que se desee hacer dentro del parque.

Sin embargo, precisamente el que sea un parque tan popular puede tener algunas desventajas, especialmente los fines de semana. La presencia de familias con niños y perros, turistas y grupos de personas caminando puede dificultar un poco la actividad del runner. Además, con el tiempo puede hacerse monótono si siempre se repite aquí el entrenamiento o si se desea correr una distancia muy larga. Al ser de tan fácil acceso, la probabilidad de abandonar el ejercicio antes de cumplir el objetivo es más alta que si el corredor se desplaza a un sitio más lejano.

Parque de la Ciudadela en Barcelona / Sabrina C EN PIXABAY
Parque de la Ciudadela en Barcelona / Sabrina C EN PIXABAY

Parc del Guinardó

Es un punto de interés turístico y cultural, ya que aquí descansan los bunkers del Carmel, pero también un escenario excelente para los runner que aman las vistas bonitas y la naturaleza. Es un buen lugar para correr gracias a sus muchas subidas y bajadas. Además, cuenta con zonas asfaltadas y otras sin asfaltar, de modo que el corredor podrá elegir el tipo de camino que más le convenga según sus características deportivas personales. Se puede llegar hasta él en metro (Maragall o El Carlem L5 y Guinardó L4) y la presencia de árboles favorece que haya muchas sombras, algo muy beneficioso en los meses más calurosos del año.

Sin embargo, presenta una desventaja y es que en la parte de los búnkeres suele haber mucha gente que va a hacer turismo o a disfrutar de una cerveza en los bares cercanos. Si se busca un sitio grande y con un terreno regular, no es el mejor destino.

Carretera de les Aigües

Mucho más alejado de la ciudad, es ideal para los runners que busquen desconexión total. Este camino rural, que transcurre por la zona sureste de Collserola y se encuentra cerca del parque Tibidabo, ofrece a los corredores una ruta bastante plana de casi 20 kilómetros, con unas vistas excepcionales. El metro más cercano es Penitents L3, aunque se necesitará caminar un buen trecho antes de llegar al destino. También se puede tomar cualquier transporte que llegue hasta Tibidabo y desde ahí caminar unos metros hasta el inicio de la ruta.

Debido a que es un lugar en plena naturaleza la desconexión es mayor y ofrece muchos beneficios para los corredores a los que les gusta más disfrutar de la soledad, pero hay que tener en cuenta que al estar menos transitada también puede resultar un poco más peligrosa. El sol es más agresivo en esta zona, por lo que se recomienda evitar las horas de más calor.