Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una señal de tráfico con 'fake news' escrito en ella / CG

Guía de la Policía Nacional para desenmascarar las 'fake news'

Pretenden evitar la difusión de falsos mensajes que generen alarmas innecesarias, desprestigiar a personas y empresas o manipular decisiones

4 min

La Policía Nacional ha sacado una guía para blindar a los internautas contra las fake news combatir la desinformación. Una herramienta con cinco recomendaciones sencillas que ayuda a identificar este tipo de noticias y que difundirá en sus perfiles de Instagram, Facebook, Youtube o Twitter.

Según el cuerpo policial, "cada internauta que reenvía estos mensajes falsos sin contrastarlos contribuye a generar alarmas innecesarias y a desprestigiar la imagen de una persona, una empresa o institución". Incluso, añaden, puede llegar a "manipular las decisiones de los ciudadanos que tengan acceso a ellas".

Una herramienta necesaria

Con esta guía, a la que han llamado "Blinda tus perfiles contra las fake news", los ciudadanos podrán identificar este tipo de noticias y no darles credibilidad ni compartirlas con otros usuarios. "La responsabilidad de la difusión de estos mensajes falsos es de todos", asegura la Policía Nacional en un comunicado.

Por ello, uno de los objetivos de los creadores de la campaña es conseguir una difusión amplia y rápida de su guía. "Concienciar a los ciudadanos sobre la importancia de no participar en estas cadenas de desinformación es fundamental para evitar ser víctimas de su manipulación", aseguran los creadores de la guía.

Las cinco pautas de la Policía Nacional

  1. Conocer la fuente de la noticia: "googlear" los mensajes nos puede dar una rápida respuesta sobre la fiabilidad de su contenido. Puede tratarse de noticias antiguas, hechos exagerados o pseudonoticias. Los perfiles anónimos, a veces, son un indicio de desconfianza --podrían ser robots--. También ayuda a reconocerlos el observar su actividad y sus seguidores.
  2. Contrastar la noticia: acudir a otros medios o a fuentes oficiales es la forma más rápida de conseguir una segunda opinión. Los enlaces a otras webs que justifiquen la información, refuerzan su veracidad.
  3. Una imagen no vale más que mil palabras: especialmente pantallazos, imágenes descontextualizadas o manipuladas. Los programas de retoque fotográfico y edición de imágenes son una herramienta a la que acuden con frecuencia los creadores de fake news, por la apariencia de realidad que pueden conseguir.
  4. Identificar los patrocinios: aunque la información no pueda considerarse falsa, saber quién es el patrocinador puede ayudar a averiguar si se trata de una opinión o de información objetiva. Se puede contextualizar para favorecer el pensamiento crítico.
  5. Ante la duda, abstenerse de compartir: al compartir fake news, se ejerce de peón de sus creadores. Lo mejor es evitar caer en la trampa para no ser utilizado para difundir un falso mensaje, por alarmante que parezca la noticia. Hay que estar completamente seguros de su veracidad antes de reenviarlo a nuestros contactos.
La guía compartida por la Policía Nacional / PN
La guía compartida por la Policía Nacional / PN