Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fotograma de la campaña de Sant Jordi creada por la floristería Mowgli / MOWGLI

Una floristería de Barcelona apuesta por romper estereotipos de género en Sant Jordi

Mowgli y la agencia Full Circle Karma unen sus fuerzas en un vídeo con el propósito de liberar a las flores de cualquier tipo de prejuicio

3 min

La floristería Mowgli de Barcelona ha lanzado una campaña de cara al próximo Sant Jordi en la que invitan a reflexionar sobre los estereotipos de género en una fecha tan señalada. Así pues, buscan romper una tradición que dice a los hombres que deben regalar rosas a las mujeres, y a éstas, que deben devolverles el presente con un libro.

Ya hace años que las mujeres también reciben libros pero, en un momento en el que la lucha por la igualdad de sexo está a la orden del día, esta floristería ha apostado por darle una vuelta al asunto y romper el modelo de masculinidad tradicional. "¿A caso los hombres no tienen sensibilidad para apreciar el encanto de una flor?", preguntan.

Los hombres necesitan ser rescatados

"Yo no quiero ser como Sant Jordi" ha sido el lema que ha escogido la floristería Mowgli para su campaña a favor de que las mujeres regalen rosas a los hombres. En un vídeo creado por la agencia Full Circle Karma, los responsables de la tienda invitan a reflexionar sobre si realmente "es violento regalar una flor a un hombre".

Con el vals de la Bella Durmiente como banda sonora, la frase más destacable de la campaña es: “No quiero matar dragones ni rescatar princesas, tal vez soy yo el que necesita ser rescatado”. Un mensaje que resume a la perfección la intencionalidad del vídeo, que pretende alejarse del estereotipado príncipe azul de los cuentos.

 

No vull ser com Sant Jordi / MOWGLI

"Los hombres necesitan más flores"

Mowgli es una nueva floristería barcelonesa, situada en pleno corazón del Eixample, y arrancan su aventura con el lanzamiento de esta interesante propuesta. Es más, afirma de forma abierta que las cosas se han hecho mal durante mucho tiempo, o que "a lo mejor es el momento de cambiarlas".

Para ello, apuestan por un pequeño gran gesto en un día tan simbólico como Sant Jordi, para acercar a esa celebración a una perspectiva de género más actual e igualitaria. Porque "los hombres necesitan más flores", y para que todas y todos podamos "disfrutar de la belleza de la naturaleza sin prejuicios".