Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sala de cine vacía / Alfred Derks EN PIXABAY

Llega el final del cine como lo conocemos: las salas tiemblan

La pandemia de coronavirus ha cambiado el panorama cinematográfico y muchos estudios se plantean estrenar sus películas en streaming

Carlos Losada
5 min

La pandemia de coronavirus que está azotando a todo el planeta amenaza con ser el estoque a las salas de cine de todo el mundo. Ya sea por las medidas de confinamiento, por la necesidad de que haya distancia social o por el propio miedo de los espectadores, lo cierto es que muchos cines están temiendo lo peor, ya que las productoras han puesto la mirada en los servicios de streaming.

Tanto es así que ya están previstos algunos estrenos directamente en las plataformas de contenidos, con el objetivo de llegar así al mayor público posible, al tiempo que se consiguen beneficios por otros canales que no sea la venta de entradas.

'Wonder Woman 1984'

Aunque ya hayan llegado títulos directamente a esos servicios de contenidos en streaming, ha sido uno de los grandes platos fuertes del año el que ha hecho saltar todas las alarmas a numerosas salas de cine.

Es el caso de Wonder Woman 1984, que se estrenará paralelamente en HBO Max y en las salas. Teniendo en cuenta que la productora Warner Bros. siempre ha defendido el cine tradicional, son muchas las voces que han surgido en la industria que temen un cambio radical. De hecho, también Disney llevó Mulán a su plataforma e incluso la última producción de Pixar, titulada Soul, fue directamente estrenada en streaming, sin pasar por una salas que están a expensas de lo que cada gobierno decrete en materia de seguridad.

Wonder Woman / WARNER BROS. PICTURES
Wonder Woman / WARNER BROS. PICTURES

Solo es el principio

Como las circunstancias no han cambiado demasiado en los últimos meses, muchos de los estrenos planeados para 2020 se han ido posponiendo a 2021. Pero esta situación no puede durar mucho tiempo, pues la industria del entretenimiento sigue moviéndose y los grandes estudios han de mantener su preponderancia. Y es que, como cantaba Queen, “The show must go on”.

Por ello, Warner probablemente estrene todos sus largometrajes simultáneamente tanto en pantalla grande como en HBO Max. El objetivo no es otro que asegurarse de recuperar las inversiones realizadas en los rodajes, al tiempo que consiguen mantener el status quo de la industria.

Voces contrarias

Esta decisión estratégica ha encontrado detractores. Y los más vehementes son, como cabe suponer, las empresas que cuentan con salas de cine, ya que serán las más afectadas --en España HBO Max aún no está operativo, mientras que Disney+ sí que se puede ver--. A fin de cuentas, a la obligación de mantener una capacidad reducida con numerosos asientos sin ocupar, ahora le unen unos competidores que cada vez tienen mayor tirón entre los espectadores: las citadas plataformas de contenidos que pueden verse desde todo tipo de dispositivos y en cualquier lugar con acceso a Internet.

De hecho, si todos los grandes estrenos se dan simultáneamente y la gente no vuelve a los cines una vez que se superen los peores momentos de la pandemia, muchas de esas salas terminarán desapareciendo, provocando que el cine evolucione hacia parajes hasta ahora no transitados.

Nolan dice no

Entre las voces discordantes con esta deriva se encuentra la de uno de los directores más destacados y taquilleros de los últimos quince años: Christopher Nolan.

El realizador ha puesto el grito en el cielo con la decisión de Warner. “Algunos de los cineastas más importantes de nuestra industria y las estrellas de cine se fueron a la cama la noche anterior pensando que estaban trabajando para el mejor estudio de cine y se despertaron para descubrir que estaban trabajando para el peor servicio de streaming”, declaró a la revista Entertainment Tonight dejando bien clara su opinión sobre HBO Max.

Imagen de 'Tenet' / WARNER BROS PICTURES
Imagen de 'Tenet' / WARNER BROS PICTURES

Caos cortoplacista

Y no se quedó ahí, el director de la mejor trilogía de Batman o de películas ya icónicas como Origen o Interestellar, aseguro que lo que ahora hay en el negocio es “un gran uso de la pandemia como excusa para sacar ventajas a corto plazo”; algo que catalogó de “realmente lamentable”.

Y prosiguió apuntando que todo era “muy, muy, muy, muy caótico”. “Va de cómo tratas a los cineastas, a las estrellas y a las personas que han dado mucho por estos proyectos. Merecían que se les consultara y se les hablara sobre lo que iba a pasar con su trabajo”, concluyó.