Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Uno de los actos poco cívicos: una niña sufriendo bullying en su casa / FREEPIK

En España somos poco cívicos en internet y muy dados a engaños y fraudes online

Los adolescentes no solo se enfrentan a problemas como el bullying, sino que están más concienciados con el civismo digital

Carlos Losada
6 min

El ciberespacio no solo ha traído consigo multitud de beneficios, sino que también es una fuente constante de actos delictivos que llevan a cabo aquellos que suelen operar al margen de la ley.

A esto hay que añadir el civismo que cada usuario muestra en sus interacciones online, ya que en multitud de ocasiones se tiende a olvidar que las mismas reglas de civismo que rigen el mundo físico deberían estar presentes en Internet.

"Índice de Civismo Digital"

Sobre esto mismo ha investigado la compañía Microsoft, que viene elaborando en los últimos cinco años un Índice de Civismo Digital (ICD) en el que lo analiza tanto en adolescentes como en adultos de diferentes países de todo el mundo.

Como cabe suponer, el objetivo final de este estudio pasa por concienciar y promover interacciones online que sean más seguras, más saludables y más respetuosas.

España se incorpora al estudio

La edición de 2020 cuenta con la novedad de que se ha analizado a los internautas españoles por primera vez, quienes han apuntado sus experiencias acerca de la exposición que tienen a 21 riesgos online distintos que se dividen en cuatro categorías: comportamiento, sexual, reputación y temas de índole personal/intrusivo.

Y los resultados no han resultado nada halagüeños si se comparan con otros países europeos en los que el índice de exposición a esos peligros es menor. En este sentido y para facilitar la lectura de los resultados cabe señalar que cuanto menor sea el porcentaje, mejor será la situación en cada estado.

Una oficina de la empresa de ciberseguridad Proficio, en una imagen de archivo / CG
Una oficina de la empresa de ciberseguridad Proficio, en una imagen de archivo / CG

En la media mundial

En el caso de los resultados obtenidos en nuestro país, se sitúan en un 67%, es decir, el porcentaje medio de todo el mundo. Esta cifra solo es superada en la UE por Dinamarca, con un 68%, Irlanda, con un 74%, y Suecia, con un 78%, lo que demuestra que España debe mejorar en este aspecto y que los países nórdicos no son un referente a la hora de hablar de civismo digital.

Por el contrario, entre los estados occidentales del continente, Italia se halla en el 64%, mientras que Países Bajos registra un 51%, Reino Unido un 55% y Alemania asciende a un 62%. No obstante, de los países estudiados en el Índice, hay tres que se mueven en un tanto por ciento alarmante: México, un 76%, Rusia, un 80% y Sudáfrica, un 81%.

Los adolescentes son más cívicos

Otro de los detalles que hay que remarcar sobre este estudio es que entre los diferentes grupos de edad son los adolescentes los que han mejorado en mayor medida su civismo. De hecho, mejoró hasta tres puntos, pasando de un 66% en el año 2019 a un 63% en 2020.

En cambio, entre los adultos solo lo hizo un punto, evolucionando desde un pésimo 72% a un 71%. En cuanto a la extrapolación de estos datos al caso español, más o menos la situación se repite. El índice es del 64% entre los adolescentes y del 70% entre los que tienen más edad.

Mejoran los contactos no deseados

Entrando de lleno en alguna de las categorías a las que hace referencia el informe, el contacto no deseado ha experimentado una evolución positiva, toda vez que en España la situación ha sido favorable para un 39%, neutra para el 41% y desfavorable para el 20% restante, lo que mejora las cifras globales de 2019.

Y eso no es todo, los más jóvenes consideraron que había mejorado la situación a nivel global en las cuatro categorías antes mencionadas.

Ciberseguridad: un usuario tras la pantalla de un ordenador / CG
Ciberseguridad: un usuario tras la pantalla de un ordenador / CG

Mayor concienciación

La principal razón de esta mejora podría encontrarse en la mayor concienciación por parte de los más jóvenes acerca de los riesgos que tienen cuando navegan por Internet o en las redes sociales.

Dicha concienciación parece haber aumentado ostensiblemente durante el periodo de pandemia en general y de confinamiento en particular. No obstante, los datos aún son algo escabrosos, ya que el 40% de los adolescentes encuestados afirman haber estado implicados en un incidente de acoso --bullying--, ya sea como objeto del mismo (13% en España), o como espectador (33% en nuestro país).

España, líder en timos, estafas y fraudes

Finalmente, España supera en 13 puntos (tiene un 44%) la media mundial en cuanto a engaños, estafas y fraudes en Internet. En esta categoría se incluyen la difusión de rumores falsos, los intentos criminales para obtener información personal, así como los correos electrónicos maliciosos que llegan de un destinatario conocido y que en realidad son virus.

Además, hasta un 34% ha tenido contacto no deseado en Internet y un 26% ha sido sido víctima de sexting, es decir, al envío no deseado y recepción de mensajes, imágenes, vídeos u otros recursos, con contenido sexual.