Menú Buscar
El cirujano plástico Pedro Cavadas / EP

El doctor Cavadas se emociona en el último vídeo de 'El Hormiguero'

El conocido como 'médico milagro' fue sorprendido por una paciente a la que cambió su vida al reconstruirle la cara

3 min

El Hormiguero, puntualmente, presenta vídeos pensados para reflexionar o mostrar historias humanas de superación. Grandes mensajes y lecciones que, muchas veces, tocan la fibra y logran emocionar al espectador. Y la mostrada este lunes 24 de febrero es una de ellas.

Aurora, una paciente con la mandíbula destrozada por un tumor, acudió al programa para agradecer al doctor milagro, Pedro Cavadas, su trabajo. “Llegó a tal momento de necrosamiento del hueso que yo, los dientes me los sacaba con la nariz. Si yo comía algo, según lo hacía, se caía por la barbilla”, comentó Aurora. 

Acudió al 'doctor milagro' desesperada

El doctor Cavadas contó cómo conoció a Aurora quien, como todos sus pacientes, "vino aquí a preguntar 'y de lo mío qué'". La paciente contó que antes de conocer a Cavadas, todos los médicos a los que iba a visitarse se escondían ante el miedo que tenían de operarla. Pero lo necesitaba con urgencia, puesto que sentía dolores extremos las 24 horas del día. “El dolor era inhumano. Era insoportable”, apuntó la paciente.

Pero el doctor milagro no es un médico cualquiera y, tras analizar a la mujer, le dijo que había "una posibilidad de que, a parte de quitar las molestias, con la cirugía se podía curar". Y lo logró. Cavadas pudo eliminar el tumor e hizo uno de sus imposibles al reconstruir la mandíbula con partes del peroné y la barbilla con partes del gemelo.

Y el doctor se emocionó

“Antes de la cirugía no sonreía nada, pero ahora es que sonríe y se ilumina la consulta”, aseguró el doctor momentos antes de encontrarse con su paciente. Aurora, que aseguró que no sentía ningún dolor desde la operación, afirmó que "desde entonces, no he tomado una sola pastilla".

Como muestra de agradecimiento, Aurora le ha querido dedicar unas emotivas palabras a Cavadas: “Tengo mucha suerte de poder decir una palabra que la llevo dentro desde hace mucho tiempo en mi corazón. Poder decir gracias. Gracias Pedro”. Unas palabras que han emocionado al doctor Cavadas. “No puede ser más bonito”, ha comentado el cirujano.