Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La campaña publicitaria de la región de Véneto, en Italia, sobre la distancia social / YOUTUBE

La escalofriante campaña de concienciación para mantener la distancia en la desescalada

Un anuncio advierte del riesgo a relajarse con la 'nueva normalidad' y la posibilidad de un nuevo repunte de casos por el coronavirus

3 min

Muchos países de Europa retoman la vida en sus calles con la llegada de la desescalada, entre ellos España, Grecia o Italia. Países castigados por la pandemia, otros no tanto, pero que tienen algo en común: el Covid-19 se mantiene activo.

A pesar de los buenos resultados y la necesidad de activar la respectiva economía en cada territorio, toda desescalada conlleva el riesgo de caer en una segunda oleada de infectados por el virus, y ésta puede empezar con un simple despiste o relajación. Esto es en lo que trata de concienciar este anuncio lanzado desde la región de Véneto, en Italia.

Pánico a un despiste fatídico

Véneto es un territorio italiano muy turístico, con mucha vida en la calle. Entre las ciudades que componen esta región se encuentran VeneciaPádua Verona, por lo que la administración de la zona teme que la relajación de la ciudadanía les lleve a un segundo brote de casos por el coronavirus.

Un anuncio advierte del riesgo a relajarse con la 'nueva normalidad' y la posibilidad de un nuevo repunte de casos por el coronavirus / YOUTUBE

Por ello, han lanzado una campaña publicitaria llamada Happy Hour? para concienciar sobre el virus, que sigue presente en el mundo entero, e incidir en que se respete la distancia social entre personas para evitar esta catastrófica situación.

Un error fácil de cometer

En el vídeo, pueden verse situaciones cotidianas en una reunión de amigos donde las que las cervezas pasan de mano en mano, vuelven los abrazos y los besos, olvidamos ponernos correctamente las mascarillas, nos acercamos demasiado para hablar con nuestros conocidos...

Acciones familiares y cariñosas que pueden terminar de la peor manera en estos momentos que aún vivimos. Y es que, por mucha desescalada que llegue, el virus sigue estando entre nosotros y cualquier precaución es buena. Respetar las recomendaciones y normas sanitarias pueden ser compatibles con la socialización, solo tenemos que poner de nuestra parte y evitar caer en demasiada relajación.