Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una pareja en el día de su boda /PEXELS

Atan semidesnudo a un novio en plena calle en su despedida de soltero

El hombre permaneció durante 45 minutos en calzoncillos expuesto bajo la lluvia en una plaza de la localidad valenciana de Alzira a una temperatura de menos de 10 grados

3 min

La broma de mal gusto a la que han sometido los amigos de un novio al joven en su despedida de soltero roza la barbaridad y los limites vejatorios. Mientras ellos almorzaban en el interior de una jamonería, el protagonista de la celebración se pasó 45 minutos en calzoncillos, con los ojos vendados, atado de pies y manos a una farola y a un árbol bajo un intenso chaparrón.

Una humillación que el propio joven consintió y que justifica, calificando el incidente de “broma pesada”. Los hechos ocurrieron el pasado fin de semana en la localidad valenciana de Alzira, capital de la Ribera Alta del Júcar, cuando apenas se superaban los 10ºC de temperatura.

La justificación de la víctima

Las imágenes del hombre en semejante situación han corrido como la pólvora en las redes sociales. Según informa el diario Levante, ante semejante estampa, los transeúntes que paseaban por la céntrica plaza se acercaban a él preguntándole qué hacía o si quería que llamasen a los servicios de emergencia.

Algo a lo que él respondía que "no", que se casaba y que formaba parte de la despedida de soltero, que le habían organizado sus amigos. "Estaba ahí, desnudo y no era un ejemplo para la gente", ha revelado al citado medio uno de los viandantes.

Unas celebraciones muy polémicas

Y es que lo cierto es que cada vez son más los ayuntamientos de municipios españoles que prohíben la celebración de estos festejos en la vía pública. Las despedidas de soltero y soltera más de una vez sobrepasan cualquier tipo de límite, al poner incluso en peligro la vida de sus participantes y en especial de los homenajeados.

De hecho, cabe recordar, que en 2019, una vecina de una aldea de Lugo alertó a la Guardia Civil de lo que aparentemente parecía un secuestro después de ver cómo cuatro encapuchados habían maniatado a una persona y la habían metido en el interior de un turismo. Al final, resultó ser que el secuestrado era el novio, y los encapuchados, los cuatro amigos que le habían organizado la fiesta.