Menú Buscar
Shirako japonés o fluido seminal de animales marinos, uno de los alimentos más raros / FLICKR -  Chris Chen

Cinco alimentos raros que te van a sorprender

Existen platos por el mundo que pueden resultar impactantes para muchos, pero que en sus lugares de origen son consideradas delicias

12.08.2019 20:19 h.
6 min

Hay alimentos a lo largo y ancho del mundo que pueden resultar raros por su apariencia, por la procedencia de los mismos o por alguna otra característica. No obstante, aunque sean chocantes e incluso desagradables para personas de otras culturas, para las pertenecientes a estas, dichas comidas no se consideran tan raras, de hecho, muchas de ella llegan a ser delicias y elaboraciones de alta gastronomía.

No es ningún secreto que en países como Camboya la tarántula se ha convertido en un plato característico de la región, o que Pekín tenga una famosa calle, el mercado de Wangfujing, donde visitantes de todo el mundo aprovechan para probar brochetas de grillos o escorpiones. Sin embargo, estas rarezas cada vez son menos comunes en la gastronomía del día a día de estos lugares y han pasado a ser casi un reclamo turístico. No podemos decir lo mismo de los siguientes platos, algunos de ellos de nuestro propio continente.

Pez globo

Tan exquisito como peligroso. Así es este pescado que se suele preparar en la cocina japonesa. Su alto contenido en tetrodotoxina lo convierte en un arma de doble filo. Es por ello que el fugu, nombre que recibe este alimento en el país del sol naciente, solo pueden prepararlo algunos chefs que tengan una licencia especial del Gobierno.

Una certificación que se consigue tras unos tres años de estudio y tras superar un exigente examen que acredita la pericia para limpiarlo. No obstante, detrás del aspecto hinchado lleno de púas de este animal y de su peligroso veneno, se esconde un sabroso producto que una vez preparado luce como otros pescados. Y hay restaurantes especializados en él que incluso los exhiben.

Balut

A nivel visual, este plato puede resultar impactante a los ojos de comensales que no provengan de China, Filipinas, Camboya y Vietnam. Pero para aquellos provenientes de estos países es toda una delicia. Se trata de un huevo de pato fertilizado con embrión de unos 18 días que ha sido cocido. Se come así, antes de la veintena para evitar que desarrolle otras partes del cuerpo.

En el sudeste asiático se puede encontrar a precios económicos en puestos callejeros e incluso en restaurantes. Se quita la cáscara y se come entero, pudiendo ser acompañado de una pizca de sal así como de vinagre o de salsa. Y también se encuentra en todo tipo de elaboraciones como pasteles o tortillas.

Balut, uno de los alimentos más raros del mundo / WIKIMEDIA COMMONS
Balut / WIKIMEDIA COMMONS

Queso Casu Marzu

Queso podrido. Eso es lo que significa en italiano el nombre de este lácteo que es típico de la isla de Cerdeña. A primera vista puede parecerse a la Torta del Casar tan reconocida de Extremadura pero nada más lejos de la realidad. Aunque tenga un aspecto similar como queso que se abre, en su interior hay larvas.

Los gusanos se utilizan a conciencia para que fermente y acabe obteniendo un sabor más intenso. A la hora de comerlo hay personas que optan por comerlo con larvas incluidas y hay quienes las retiran. En la isla se permite su producción para consumo propio pero la venta está prohibida por ley aunque hay quienes lo comercializan de manera clandestina en el mercado negro.

Haggis

Pulmón, estómago, hígado y corazón de oveja o cordero. Todo ello se junta, se pica y se mezcla con cebolla, harina, hierbas y especias. Así se crea una masa que se embute en una bolsa hecha con estómago de animal y se cuece para dar como resultado el haggis, uno de los platos por excelencia de la cocina escocesa.

Una bola que puede parecer una patata pero que en realidad está llena de las partes menos nobles de animal. Pura casquería. Una elaboración que no puede exportarse de este país debido a la prohibición que existe sobre los productos con pulmón de oveja. Se acompaña con verduras, patatas y hasta se elaboran hamburguesas con el relleno del mismo.

Lecha

En Japón, donde es muy típico y está muy extendido como alimento, se le conoce como shirako y, aunque parezca que tiene el aspecto de un cerebro, este consiste en realidad en el fluido seminal de peces, moluscos y animales acuáticos. Pese a que pueda parecer algo chocante, está considerado como un plato selecto y común en la alta gastronomía nipona.

En el país asiático es común encontrarlo en las típicas izakayas. Ahí lo pueden servir frito rebozado en tempura, con ensaladas, en sopas y hasta en sushi coronando una bola de arroz y alga. Pero también es un alimento que puede encontrarse en otras gastronomías como la rusa, la rumana, la indonesia y hasta la siciliana.