Menú Buscar
Rebanadas de pan / UNSPLASH

Los hogares españoles desperdician más de 62,3 millones de kilos de pan al año

Este desaprovechamiento alimentario tiene un coste de alrededor de 149,5 millones de euros anuales

Juan Antonio Marín
16.09.2019 12:15 h.
3 min

El pan es uno de los alimentos que no suele faltar en los hogares españoles a la hora de comer. Además siendo el elaborado con trigo el más común, es un alimento por tanto que se incluye entre los que constituyen la base de la pirámide alimentaria de la dieta mediterránea. A pesar de todo ello, se ha convertido en un comestible que la gente desecha en grandes cantidades.

El último informe del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación muestra los desgarradores datos. En 2018, todos los hogares de España desperdiciaron un total de 62,3 millones de kilos de pan. Oriol Reull, director en España de To Good To Go (aplicación para impedir el desperdicio de comida) mencionaba la importancia del impacto medioambiental que puede suponer este constante desecho.

Pan para hoy y hambre para mañana

El 48% de los hogares españoles (casi la mitad) tira una media de 8,2 kilos de pan. El ritmo cada vez va aumentando de manera más rápida, algo que ya ha avisado la misma plataforma. Cada segundo que pasa son 2 kilos más de pan que se atrincheran en los cubos y contenedores de la basura.

Las barras que se tiran son perfectamente comestibles, algo que agrava más el asunto cuando se tiene conocimiento de la cantidad de familias que se encuentran sin suficientes recursos y por tanto con una alimentación más que precaria. Este desperdicio masivo estaría suponiendo un coste de 149,5 millones de euros al año, para los domicilios españoles. Es decir, casi 20 euros por hogar anuales.

Daño al medioambiente

Las abusivas pérdidas económicas son toda una realidad, como también lo son las consecuencias nocivas que puede tener para el medio ambiente, tales cantidades de pan desechadas. Tirar una barra de pan equivale al CO2 que emitiría un coche tras un kilómetro de conducción.

Y es por eso que desde la plataforma To Good to go, proponen una serie de alternativas para frenar este despilfarro y así reducir el impacto medioambiental. Entre las más comunes se encuentra la de congelar o usar el pan del día anterior para hacer unas tostadas. #ElPanNoSeTira es el hashtag que se ha creado para impulsar en esta iniciativa.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información