Menú Buscar
Ricky Rubio jugando al baloncesto en la NBA / WIKIMEDIA

La emotiva historia de la vida de Ricky Rubio

El base catalán ha logrado proclamarse campeón del mundo en China tras pasar por uno de los momentos más difíciles de su vida

Juan Antonio Marín
25.09.2019 18:16 h.
3 min

Después de 13 años, la Selección Española de Baloncesto volvió a proclamarse campeon del mundo tras derrotar en la final del Mundial a Argentina. Los pupilos de Sergio Scariolo pusieron la guinda a un magnífico campeonato con la exhibición ofrecida en el partido decisivo. Por segunda vez en su historia, el combinado español alzaba el trofeo de la máxima competición de la FIBA.

Rudy Fernández, Marc Gasol y Ricky Rubio son algunos de los jugadores que aún persisten de aquel mítico equipo que logró las medallas de plata y bronce en los Juegos Olímpicos de Londres y Río de Janeiro, respectivamente, además de ganar hasta en tres ocasiones el Eurobasket. Ricky se coronó como MVP del Mundial, aunque fue el discurso que ofreció tras el partido lo que deslumbró al mundo entero.

Un 'ángel' que guió al MVP

“Hay una persona en el cielo que seguro que está contenta” aseguró el de Masnou ante los medios allí presentes. Esas palabras iban dirigidas a su madre Tona, fallecida años atrás a causa de un cáncer. Una muerte que le llevó a sufrir depresión, y le hizo replantearse su continuidad en el baloncesto. Corría el año 2016 y el base disputaba los partidos de la NBA con Los Ángeles Lakers.

Tras agradecer a todos sus compañeros el esfuerzo dedicado a lo largo de todo el torneo, llegó el turno de acordarse de la familia. Unos instantes antes, Ricky Rubio ya se había referido a su madre en sala de prensa. “Perdí a mi madre hace tres años, sé que estaba empujándome todos los días para sacar lo mejor de mí” mencionaba el jugador de 29 años. Ricky Rubio ha querido hacer también partícipe de este triunfo a lo que él considera lo más importante, su familia.

El jugador más joven en debutar en la ACB

Fue ante el CB Granada y sustituyendo Elmer Benett cuando Ricky se estrenaba con el DKV Jouventut en la ACB. Con 14 años pasaba a ser el jugador más joven en debutar en la élite española del baloncesto.

Tres años más tarde consiguió estrenarse en unos Juegos Olímpicos consiguiendo además la medalla de plata. Tras conseguir la Euroliga con el Barcelona da el gran salto a la NBA, liga que sigue disputando en la actualidad con los Utah Jazz.