Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Portadas de los libros de Joaquin Abad, 'El Andorrano' y 'Y la luz llegó a Andorra' / CG

‘El andorrano’, el fenómeno literario que ha puesto en alerta a las grandes fortunas del Principado

Joaquín Abad es el autor de esta trilogía, que cuenta la historia oculta y negra de Andorra, con apellidos que siguen en el poder empresarial

5 min

El andorrano (Ed. Cibeles Group), el primer libro de la trilogía del mismo nombre, ha puesto en alerta a las grandes fortunas del Principado. En él aparecen nombres de personajes importantes vinculados a la corrupción y a delitos de sangre en los tiempos del crecimiento de Andorra, un país que era “pobre, pobre” en la década de 1920 y que, en apenas cinco años, “entró en el siglo XX”. Apellidos que, por otro lado, siguen en el poder económico.

La polémica obra novela la “leyenda negra” de Andorra. El andorrano explica la historia de un almeriense que vivió en el pequeño país y se hizo rico en los años de la Guerra Civil española, cuando trabajó como pasador junto a unos pastores, ayudando a cruzar los Pirineos a quienes huían de España. También a los judíos perseguidos por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Su negocio consistía en engañarlos, matarlos, abandonarlos en la nieve atados con alambres, y quedarse sus fortunas.

Imagen de Andorra la Vella en 1920 / WIKIPEDIA

Imagen de Andorra la Vella en 1920 / WIKIPEDIA

Asesinatos y robos: las fortunas de Andorra

En mitad de la repercusión lograda –con amenazas de secuestro de la obra incluidas–, su autor, el periodista Joaquín Abad, acaba de publicar la segunda parte, Y la luz llegó a Andorra, y ya prepara la tercera y última entrega. Abad afirma que el relato se le ocurrió por casualidad –como también fue casual el éxito: “Escribí pensando que se vendiera en Almería”–, y refuerza la idea que desliza en el libro, que las grandes fortunas de Andorra tienen su origen en esos asesinatos y robos. Ha recibido mensajes a raíz de ello. Le consta que algunos de los descendientes cuyos apellidos coinciden con los de la novela se han reunido y han decidido permanecer en silencio, por si el autor se guardaba “un as en la manga”.

Atrás quedó, pues, el “requerimiento” de un despacho barcelonés, que amenazaba con secuestrar la edición cuando se vendía por Amazon “por encargo” –el hecho de que la editorial esté en Miami dificultó que la querella siguiera adelante–. Precisamente internet fue el medio por el que El andorrano llegó a Andorra y puso en jaque a las grandes fortunas del país, motivo que ha disparado sus ventas ya no solo a través del comercio electrónico, sino también en librerías. La primera parte ya va por la séptima edición.

Joaquín Abad, el autor de esta trilogía

Joaquín Abad, el autor de la trilogía

Pederastia en la Iglesia

La segunda parte de la trilogía, Y la luz llegó a Andorra, insiste en la oscuro creación de las grandes fortunas del Principado, con asesinatos y corrupción en los tiempos del crecimiento económico del país, e incluye episodios de pederastia en la Iglesia. Si esta novela hubiera salido hace un año, “la Iglesia hubiera demandado”, asume Abad, pero ahora que están apareciendo tantos casos de abusos​ “no se atreven”. Una de las curiosidades del libro es que aporta cartas con mensajes secretos, legibles solo con una linterna ultravioleta. Unas misivas en clave que también incluirá la tercera entrega –todavía en la mente del autor–, centrada en el contrabando, ya que Andorra era “un nido de espías” en los años de guerras.

Joaquín Abad, almeriense como el periodista que investiga los casos oscuros de El andorrano, comenzó a frecuentar Andorra en la década de 1980. Incluso se refugió unos meses en la región pirenaica cuando la mafia de Almería estaba dispuesta a matarle por algunas informaciones que publicaba. En el Principado, casi por casualidad, y a raíz de un suceso de narcotráfico, comenzó a charlar con la directora de un hotel, que le contaba algunos de los pasajes más negros del país. El reportero comenzó a tirar del hilo; lo ha plasmado en papel. Éxito de ventas. Como dijo el fundador del semanario de sucesos El Caso, Eugenio Suárez: “Todas la grandes fortunas suelen tener un origen delictivo, cuando no criminal”. Así empieza El andorrano.

Destacadas en Creación