Menú Buscar
Aviones de All Nippon Airways (ANA), que estudió un vuelo directo entere Barcelona y Tokio en 2017 / CG

El Govern presiona a Japón para un vuelo Barcelona-Tokio

Los consejeros Chacón y Calvet piden al gobierno nipón que convenza a sus aerolíneas de que volar a la ciudad condal es rentable

12.11.2019 14:22 h.
4 min

La Generalitat de Cataluña ha pedido al Gobierno japonés y al sector privado nipón un nuevo vuelo directo entre Barcelona y Tokio. Los consejeros Damià Calvet (Territorio) y Àngels Chacón (Empresa) han reclamado al Ejecutivo del país y a las empresas privadas que estudien la viabilidad de una conexión aérea que presenta alta demanda, pero que ninguna aerolínea quiere operar, por ahora.

Los dos consellers han verbalizado su petición en una misión comercial del Gobierno catalán a Japón. En el marco del viaje oficial, el propio Damià Calvet se ha reunido con Eichiri Oishi, ministro de Territorio del estado asiático. Al encuentro ha asistido también la presidenta del Puerto de Barcelona, Mercè Conesa. Según la propia Generalitat, el despacho del titular nipón de Territorio ha servido para que la parte española hiciera hincapié en "la importancia estratégica de los puertos y también de los aeropuertos". A este respecto, Calvet habría comunicado la necesidad de contar con un vuelo directo que de servicio a los 190.000 viajeros anuales que vuelan entre ambos países mediante conexiones con escala.

Los derechos, a punto

El doble encargo (del Govern al Ejecutivo nipón y de éste, si lo considera, a las aerolíneas privadas) llega casi dos años después de que Moncloa abriera el camino para un enlace directo a Tokio desde una ciudad diferente a Madrid, base de operaciones de Iberia, que reemprendió su conexión sin escalas a Tokio en 2016 tras abandonarla en 1998 por falta de rentabilidad. Dos años después, el Reino de España y Rusia actualizaron los acuerdos de sobrevuelo para que las compañías aéreas pudieran usar la ruta aérea transiberania --la más óptima por el ahorro de combustible-- en hasta siete frecuencias semanales desde Madrid, pero también otras siete "desde otro punto de España".

El pacto zanjó así la polémica por unas supuestas trabas del Gobierno a las aerolíneas que querían abrir rutas aéreas sin escalas entre Barcelona y la capital nipona. Entre las operadoras interesadas en este mercado se han citado en los últimos años All Nippon Airlines, como avanzó Preferente en 2016; Japan Airlines; Norwegian Air Shuttle y Level.

Reivindicación histórica

Cualquiera que sea la aerolínea que se lleve el gato al agua si la conexión transcontinental se concreta, lo cierto es que el vuelo es una larga reivindicación histórica del sector turístico español. Según la memoria estratégica del Comité de Desarrollo de Rutas Aéreas [consultar aquí] del aeropuerto de El Prat, Tokio es el primer destino en número de pasajeros que no está servido por las aerolíneas que operan el mercado aéreo. Contó el CDRA 181.902 pasajeros entre Barcelona y Tokio-Haneda y Tokio-Narita en 2017.

La capital nipona es pues la urbe global que más demanda insatisfecha presenta si se contabilizan los pasajeros que vuelan con escala.