Menú Buscar
Carles Tusquets (c), candidato a la presidencia de la Cámara de Comercio de Barcelona, junto a Pere Viñolas (d) y Ramon Riera (d) / CG

Tusquets presenta sus reivindicaciones inmobiliarias y apuesta por una Cámara Joven

Viñolas (Colonial) y Riera (Eurofincas) se comprometen a impulsar la marca Barcelona como una región de negocios y lamentan la falta de ‘fair play’ en los comicios

7 min

El candidato a la presidencia a la Cámara de Comercio de Barcelona, Carles Tusquets, ha presentado este martes la propuestas de los inmobiliarios que han desarrollado el programa con el concurrirá en los comicios del 2 al 8 de mayo. El compendio de iniciativas que buscan “proyectar Barcelona como referente en el mercado internacional”, tal y como ha destacado el consejero delegado de Colonial, Pere Viñolas, que intenta convertirse en el portavoz de los patrimonialistas.

El presidente de Eurofincas, Ramon Riera, ha apostado por la puesta en marcha de una “comisión de autónomos e inmobiliarios” para hacer frente a una de las problemáticas que han sufrido los profesionales de otra rama de esta actividad, la de los comercializadores. “Hemos sufrido una crisis muy grande y yo casi desaparezco, mientras que otros compañeros lo han hecho”, ha explicado el también presidente de Fiabci, “debemos ser solidarios”.

Revisión de la fiscalidad

El hasta ahora presidente de Neinor, Juan Velayos, también forma parte de la candidatura de Tusquets, aunque no ha participado en el acto. El candidato que aspira a sustituir a Miquel Valls en la organización de dinamización empresarial, Viñolas y Riera han coincidido en reclamar que la organización tenga voz y voto en los desarrollos legales que afecten el sector, en especial las cuestiones fiscales.

Los empresarios han lamentado de nuevo la falta de competitividad de Cataluña respecto a otros territorios de los alrededores. “Queremos luchar en igualdad de condiciones con el resto de regiones europeas”, ha señalado Tusquets, que ha incidido en cuestiones como la necesidad de revertir el Impuesto de Patrimonio para fortalecer el desarrollo de negocios. “Debeos hacer que Barcelona sea business friendly”, ha remarcado.

Cámara Joven

Incluye en esta petición la necesidad de retener al talento joven. En este sentido, ha anunciado la creación de la Cámara Joven para dar un “espacio a los jóvenes para hacer su propia Cámara de Comercio, establecer sus horarios y prioridades y no tener que preocuparse por el coste que esto tendrá”. Para Tusquets, este es el camino ideal para atraer a los ejecutivos y emprendedores de menor edad hasta la institución y que se “entrenen para que nos puedan sustituir en cuatro años”.

Asegura que su candidatura trabajará para construir la “Cámara de Comercio de Barcelona de la segunda mitad del siglo XXI” y que se convertirán de forma exclusiva en la “voz de la sociedad civil emprendedora frente a las Administraciones”. Marca distancias de este modo con las candidaturas rivales que intentan politizar la organización de dinamización empresarial.

Falta de ‘fair play’

Riera ha incidido en otra de las cuestiones que están en boca del empresariado catalán a raíz de los comicios camerales, la pérdida de fair play entre los rivales en Barcelona. “En las últimas semanas he visto ciertos comentarios y cómo se utiliza la Cámara y estoy preocupado”, ha confesado el presidente de Eurofincas, “nosotros debemos ser una herramienta de ciudad y luchar juntos para ser competitivos y recuperar el terreno que hemos perdido en los últimos años”.

Viñolas, a su vez, ha manifestado que desde Colonial son testigos de que se “tiende a priorizar una visión muy local de las cosas con un contenido muy político al que se dan respuestas simples”. El escenario contrario a los problemas con los que lidian día tras día desde la compañía.

Más oferta

En cuanto a la problemática que existe en el inmobiliario de la capital catalana, inmerso en una espiral alcista de precios que en los últimos meses se ha moderado, el ejecutivo de Colonial se ha mostrado “partidario de apostar por una política que genere más oferta”. Asegura que sólo se podrá revertir esta tendencia del sector si hay más oportunidades.

Con todo, dejan claro que el papel que aspiran a ejercer en la Cámara de Comercio de Barcelona no pasa por ejercer de políticos. “Podemos decir lo que necesitamos, pero no decantarnos por una opción partidista”, ha recalcado Tusquets, que también ha defendido la estabilidad como el marco básico para crear riqueza en el territorio.

Voto electrónico

En cuanto a la polémica del voto electrónico, otra de las inquietudes del empresariado catalán frente a estas elecciones, el candidato a la presidencia ha apostado por la “máxima participación” en los comicios de mayo pero con las “garantías absolutas de que no se caerá el sistema, no habrán suplantaciones de identidad y que quien votará será el empresario”.

Ha recordado que Cataluña será pionera en organizar unas elecciones camerales a gran escala a través de sistemas de participación digitales y que el reto actual es el de evitar repetir los errores que existieron en la última ocasión en que se apostó por un método en este sentido. Fue durante el referéndum sobre el futuro de la avenida Diagonal que impulsó el Ayuntamiento de Barcelona durante el mandato de Jordi Hereu (PSC), marcado por los problemas de participación.

Para la entidad de derecho público, Tusquets afirma que cuanta más gente participe en los comicios mayor fuerza y legitimidad tendrán las reivindicaciones que impulsen. Pero con unos mínimos de seguridad que, por ahora, existen dudas de que se vayan a mantener en las elecciones que se celebrarán en dos semanas.