Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Mando a distancia y coche de Northgate

Todo sobre el renting de coches y sus beneficios

La compra en propiedad de un vehículo cada vez es menos usada, y no sólo por empresas y profesionales

5 min

El renting consiste en un alquiler para uso continuado de vehículos. Las empresas especialistas en esta modalidad adquieren vehículos en propiedad que ofrecen en alquiler a sus clientes. Estos realizan el pago de una cuota regular, normalmente mensual, acordando un uso determinado del vehículo medido en kilómetros recorridos y un tiempo específico. En estos acuerdos suelen estar incluidos una serie de servicios como los gastos derivados del seguro del coche o de su mantenimiento. 

Empresas como Northgate, por ejemplo, dentro de sus servicios incluyen las reparaciones, mantenimiento, vehículos de sustitución, asistencia en carretera y seguro o ITV. Todos están incluidos en la misma cuota, y ofrecen además un servicio diferencial a través del renting flexible, en el que el contrato no está sujeto a una duración fija, pudiendo alquilar el vehículo desde un mes, el tiempo que se necesite.

Normalmente, en España el renting de vehículos es utilizado por las empresas como un método de administrar las flotas de vehículos con las que desempeñan su trabajo, como ocurre con las empresas de mensajería y de transportes, pero también en cualquier otro sector donde el vehículo sea utilizado por ejemplo por los empleados para desplazarse a su lugar de trabajo. 

¿Quiénes utilizan el renting?

Las empresas y PYMES suelen ser las que más utilizan este servicio. Esto se debe a que les facilita mucho su labor diaria poder derivar la gestión de sus flotas a una empresa de renting de confianza, que les ayude a encontrar los vehículos que mejor se adaptan a sus necesidades. En este sentido, optar por el renting aporta ventajas sobre la compra y mantenimiento de los vehículos.

En segundo lugar, los autónomos también pueden alquilar un coche o una furgoneta para realizar su trabajo. Se trata de un servicio que suele ofrecer flexibilidad al profesional, así como asesoramiento sobre el mejor vehículo que cubra sus necesidades y las de su negocio. El pago mensual de todos los servicios incluidos hace que se pueda llevar un mayor control del gasto que suponen los vehículos de trabajo. Por último también hay particulares que prefieren contratar un renting para evitar los gastos de la compra de un vehículo, por la posibilidad de poder cambiar de coche con mayor facilidad sin necesidad de tenerlo en propiedad, o simplemente por comodidad. 

Ventajas para las empresas

Las empresas escogen esta manera de gestionar sus vehículos porque se pueden beneficiar de ventajas fiscales y administrativas entre otras.

  1. Flexibilidad para variar el número de vehículos que constituyen la flota de la empresa según sus necesidades.
     
  2. Proporciona una mayor posibilidad de endeudamiento a las empresas porque sus vehículos dejan de ser una inversión para ser simplemente un gasto.
     
  3. Libera a la empresa arrendataria, pues no requiere emplear recursos humanos para el mantenimiento o administración de los vehículos, como con los seguros, las multas o las gestiones con taller. De todo ello se encarga la empresa de renting.

Beneficios para quienes contratan un renting 

El renting significa un ahorro a corto y medio plazo. No hay que depositar cuotas iniciales ni finales, con lo que no requiere de grandes desembolsos de dinero. Además, existe una modalidad de renting flexible por la que puedes devolver el vehículo a partir de un mes, sin penalizaciones por devolución anticipada ni compromisos de permanencia.

Por otro lado, dejas de tener que estar pendiente de los seguros y averías o mantenimiento de tu vehículo y puedes cambiarlo por otro con facilidad, al finalizar el contrato o en cualquier momento si optas por el renting flexible, si las necesidades de un proyecto o trabajo requieren de un vehículo con otras características.

Te ahorrarás todos los engorros burocráticos y posibles sorpresas o desembolsos no planificados, porque no tienes que pagar la ITV ni el taller, sino un pago fijo que es fácil de administrar. Por último, si eres una empresa, tener una flota de vehículos con características similares o iguales dará una imagen específica y reconocible de tu negocio.

--

Contenido patrocinado