Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una de las clínicas dentales de Vitaldent / EP

El Supremo condena a Vitaldent por usar la marca de otra clínica para posicionarse en Google

El grupo de salud dental deberá indemnizar con 560.000 euros a la empresa Ilusión de Ortodoncistas por usurpar su marca en el buscador

4 min

El Tribunal Supremo (TS) ha condenado a la nueva Vitaldent por usar la marca de otra clínica, Grupo Ilusión de Ortodoncistas SL, para mejorar su posicionamiento en Google. La compañía contrató como palabra clave la denominación de su competencia en el servicio Google Adwords del buscador.

La sentencia, que ratifica dos resoluciones anteriores por infracción marcaria, obliga Vitaldent a indemnizar a Ilusión de Ortodoncistas con una multa de 561.240 euros.

Redirección de las búsquedas

La Sala de lo Civil del Supremo explica en su sentencia que el objetivo de Vitaldent al contratar esa marca era redirigir las búsquedas en Google a su propia red de clínicas dentales.

La resolución explica que los hechos ocurridos durante el mes de septiembre de 2012 quedaron acreditados mediante un acta notarial que dejaba constancia de que si se buscaba la marca 'Clínicas Ortodoncis', en los resultados aparecían anuncios relacionados que reconducían "un cuadro con fotografía de Vitaldent que sigue encabezado con clínicas Ortodoncis y que, tanto si se hace doble click en la fotografía como en la dirección de la página web 'www.clinicasvitaldent.info/VitalDent', se abre una nueva página en la que se lee 'Vitaldent' y un eslogan publicitario con una fotografía.

Fachada de una de las clínicas Vitaldent
Fachada de una de las clínicas Vitaldent

"Uso no consentido de la marca"

A partir de esos hechos, la Sala aprecia que los servicios ofertados por la demandada en la página web de Vitaldent son idénticos a los ofertados por la demandante con la marca Clínicas Ortodoncis. "Es razonable que induzca a pensar a quien ha realizado la búsqueda que los servicios ofertados en la página web que se le ofrecen tienen una vinculación con la demandante, aunque en esa web no aparezca la indicación Clínicas Ortodoncis", explica.

Añade que, a la vista de cómo afloraba el anuncio, resultado de haber empleado el adword consistente en la marca denominativa de la recurrente, considera correcta la conclusión alcanzada por la resolución recurrida de que "se hizo un uso de la marca no consentido por su titular para identificar servicios idénticos, y que este uso menoscaba la función indicadora del origen empresarial de los servicios ofertados"

Doctrina europea

El Supremo se apoya en la doctrina del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en las sentencias Google France e Interflora, "la publicidad ofertada apenas permite al internauta medio determinar si los servicios incluidos en el anuncio proceden del titular de la marca o de una empresa económicamente vinculada a este o si, por el contrario, proceden de un tercero".

Esta sentencia se suma a otros contenciosos vinculados con Vitaldent. El pasado enero, la Fiscalía de Madrid solicitó cuatro años de prisión para E. C. M., el ex administrador único de las mercantiles encargadas de explotar en España las clínicas Viataldent por falsificar títulos universitarios de cursos de postgrado a ocho alumnos.