Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un repartidor de Glovo / EP

Los sindicatos cargan contra Glovo y Deliveroo: “Fomentan el esclavismo”

UGT ha dado a dado a conocer algunas prácticas de las compañías de reparto a domicilio

2 min

A pocas fechas de que se apruebe el proyecto de ley que regule la situación laboral de los repartidores de Glovo o Deliveroo, UGT ha cargado duramente contra las compañías puesto que fomentan “el esclavismo” entre sus riders.

“Esta situación de esclavismo que sufren los trabajadores migrantes es "canallesca" y no se debería permitir en España", ha dicho Gonzalo Pino, coordinador de la plataforma turespuestasindical.es. "Los trabajadores se ven atrapados en una telaraña y el Gobierno lo sabe, tiene conocimiento de esa realidad, por tanto, debe de actuar a través de la Inspección de Trabajo y haciendo cumplir la Ley", ha sentenciado.

Más vigilancia

Para poner fin a estas prácticas, el sindicato propone que haya transparencia para conocer los algoritmos que condicionan la forma de trabajar, que se revise el concepto de centro de trabajo, "ante la deslocalización virtual de las plataformas digitales"; y que se reconozca la relación laboral de los trabajadores, porque "acabaría con la situación de abuso laboral y mercantilización del trabajo".

Además, UGT suplica al Gobierno que se aplique las directrices europeas para mejorar la calidad y las condiciones de los empleados, que se revise el código penal y revisar el código penal y la normativa de extranjería para incorporar los delitos de trabajo forzoso y servidumbre.

Cumplir la ley

Por otra parte, UGT considera que se debe “cumplir la legislación” y "no cambiarla", en referencia a los nuevos planes del Gobierno nacional. De hecho, el sindicato asevera que es “lo sufientemente amplia” para que este tipo de compañías no se salten la regulación.

“Ya no valen con regulaciones a la carta: no es posible que triunfen en este país esas formas de trabajo que se ensañan con las personas y las explotan de forma arbitraria”, se lamentan desde UGT.