Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un operario de Seat en la planta de Martorell / EUROPA PRESS

Seat retomará la actividad al 33% de su capacidad

La compañía acuerda con los sindicatos un plan de contigencia para emprender la producción de forma escalonada

3 min

Seat prepara la vuelta a la producción de forma escalonada y en tres fases que se iniciarán con una producción del 33%. Por el momento el regreso será solo para una parte de la plantilla en fábrica y se pondrán en marcha medidas de protección como mascarillas para todo el personal y pasar un autotest antes de entrar.

La firma cesó su actividad hace más de un mes mediante la aplicación de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) a causa de la pandemia de coronavirus. Los sindicatos UGT y CCOO han informado de que la dirección ha acordado la estrategia a seguir para retomar la actividad, aunque por el momento no se ha concretado la fecha.

Plan de contingencia

El comité intercentros de seguridad laboral se ha reunido con la dirección y han acordado el plan de contingencia con una batería de medidas a aplicar en la principal planta de vehículos de España y que prevé que, siempre que se pueda, se trabaje a distancia. En la primera fase, sólo trabajará un turno por cada línea (son tres), el de mañana, y alcanzará una producción del 33%, lo que supondrá 271 coches al día; mientras que en una segunda fase se llegará al 66% con dos turnos y 640 coches al día; y en la tercera estarán en activo los tres turnos.

El personal de riesgo no acudirá a trabajar en la primera fase. Además, antes de entrar en el centro de trabajo se realizará un autotest de manera presencial o mediante un app y si el resultado es de posible contagio se pondrá en contacto al trabajador con el servicio médico. La compañía automovilística estudiará realizar tests diagnósticos a los trabajadores, pero esta medida dependerá de la autorización administrativa y del stock de estas pruebas.

Equipos de protección

Según el acuerdo, toda la plantilla contará con mascarillas diarias para trabajar y, en los casos en los que no sea posible mantener la distancia de dos metros, se dará a los trabajadores pantallas, mascarillas FPP2, monos desechables y gafas de protección.

Entre otras medidas, se garantizará también que las entradas y las salidas se hagan por puertas diferentes así como se subirá y se bajará por escaleras distintas para evitar los cruces y se tendrá también cuidado en mantener la distancia en los vestuarios, los autobuses y la cantina.