Menú Buscar
Imagen del inmueble modernista que está a la venta, Villa Paula / LIVING

Se vende joya del modernismo en Barcelona por 6,6 millones

Villa Paula, una casa de 765 metros cuadrados, fue construida por Jeroni Granell y fue rehabilitada en 2014

27.08.2018 10:23 h.
3 min

Villa Paula es una casa con más de 100 años de historia que está ubicada en el parque de Collserola de Barcelona. Ha sido la casa de una familia de ricos estadounidenses de origen ruso, el matrimonio formado por Tony y Tatania Hayes, desde 2008. El inmueble está considerado una joya del modernismo catalán y ahora busca a un nuevo propietario. Su precio actual de venta es de 6,6 millones de euros.

Una de las habitaciones de Villa Paula / LIVING

Una de las habitaciones de Villa Paula / LIVING

Construida por el arquitecto Jeroni Granell Manresa en 1912, se trata de una casa de 765 metros cuadrados que ocupa una parcela de 41.000 metros. Está catalogada como un edificio que forma parte del patrimonio modernista catalán que se debe proteger. Esta cuestión pesó cuando BC Estudio Architects emprendió por orden de los propietarios una reforma integral del edificio que concluyó en 2014.

Elementos históricos

Se respetaron elementos como el trencadís, los mosaicos que están instalados en la escalera principal del inmueble. Así como los suelos hidráulicos o las vidrieras que se encuentran a lo largo de las cuatro plantas del edificio y la torre adicional.

Está distribuida con ocho habitaciones de gran tamaño, ocho baños, comedor, cocina y un salón que consta de dos ambientes diferentes. Además, el sótano se ha habilitado con un pequeño gimnasio con sauna y una bodega.

Companys y Caballé

Los responsables de la comercialización del inmueble, la boutique de lujo Living y el grupo Lucas Fox, destacan también el jardín. Ubicado en medio del parque natural, cuenta con una piscina exclusiva con vistas a la ciudad de Barcelona.

La piscina de Villa Paula / LIVING

La piscina de Villa Paula / LIVING

Entre sus huéspedes más ilustres se encuentra el expresidente de la Generalitat, Lluís Companys. Se explica que fue una de las casas por las que pasó en su huida a Francia. Más recientemente, también fue la casa en la que descansó Montserrat Caballé tras uno de sus episodios de fatiga. Cabe tener en cuenta que la soprano internacional es íntima de los antiguos propietarios del inmueble.