Sánchez Llibre tilda de “error” y “barbaridad” el nuevo boicot lanzado por la ANC

El nuevo presidente de Foment del Treball afirma que mezclar la política y el consumo con una campaña de confrontación es malo para toda la economía y reivindica espacios de diálogo

Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment del Treball, junto a la directora de comunicación de la patronal, Ana Aguirre / CG
09.11.2018 11:50 h.
5 min

El nuevo presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, ha cargado este viernes contra la campaña de consumo responsable con productores independentistas que ha activado la Asamblea Nacional Catalana (ANC), una iniciativa que incluye un boicot a los productos o servicios que no están en línea con sus tesis políticas. El líder empresarial catalán ha tildado de “error” y “barbaridad” mezclar la “política y el consumo”.

Advierte de que, al final, quien “pagará los platos rotos serán los trabajadores de las empresas”. Pide a la organización de Elisenda Paluzie que “recapacite” y que deje de “plantear políticas de enfrentamiento”. Deja claro que este no será el papel de la gran patronal catalana en la nueva etapa que se ha abierto desde el lunes pasado, cuando se renovó tanto la presidencia como la junta y el comité directivo.

Gobierno, Parlament y Ayuntamiento

El exdiputado de Unió Democràtica y vicepresidente de Conservas Dani deja claro de que su actuación será para “buscar puntos de encuentro”.  Y esto pasa por llamar a la puerta de la Generalitat, el Parlament y el Ayuntamiento de Barcelona, las tres instituciones con las que quiere colaborar.

El líder del empresariado catalán ya ha cerrado encuentros con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y con la alcaldesa Ada Colau. También ha pedido encuentros con el vicepresidente económico de la Generalitat, Pere Aragonès (ERC), y los consejeros de Trabajo y Empresa, Chakir El Homrani (ERC) y Àngels Chacón (PDeCAT). Así como con el presidente del Parlament, Roger Torrent (ERC).

Retorno de las empresas

Sánchez Llibre hace un llamamiento a abrir “vías de diálogo” con el objetivo de que el “clima de temor desaparezca”. Reconoce que no es un reto sencillo y que seguramente no lo conseguirá de forma inmediata, pero considera que es el camino que se debe seguir para revertir la fuga de empresas que ha generado la salida de más de 4.000 compañías en los momentos más duros del proceso independentista catalán.

El presidente de Foment del Treball defiende que siempre ha existido seguridad jurídica en Cataluña, incluso durante la votación para proclamar de forma simbólica la república catalana. “Otra cosa es la sensibilidad de los empresarios por el miedo de que fuera a peor”, señala.

Presupuestos de la Generalitat

Por eso se abre a dialogar con Torra para construir un espacio de colaboración en que se deje claro que el Gobierno catalán “no irá más allá de los que se llegó el 1-O”. El clima más propicio para este retorno de sedes sociales y fiscales de empresas hacia Cataluña. En este sentido, reivindica que la negociación de los Presupuestos de la Generalitat es una oportunidad única para mandar este mensaje de que la situación se ha normalizado en el territorio a todo el empresariado.

“Cuando existan más serenidad en el clima político, intentaré hacer entender a las empresa que su sitio natural es Cataluña”, ha manifestado. Reconoce de forma abierta que “por ahora, esto es un desiderátum”.

Políticos independentistas en la cárcel

En clave política, Sánchez Llibre también ha hecho un alegato contra la prisión provisional de los políticos independentistas imputados en la causa del 1-O. “Como humanista, me gustaría que no estuvieran en la cárcel antes de ser juzgado”. Entona el mea culpa por participar durante su larga etapa como congresista en facilitar la tramitación de una ley que permite prorrogar la prisión provisional hasta los tres años. “Es inhumano en cualquier país desarrollado, otra cosa es cuando haya sentencia y alguien tiene que cumplir su pena”, declara.

Sánchez Llibre recuerda que esta injusticia la viven tanto los políticos encarcelados, “amigos con los que he colaborado durante mi época de actividad política”, como “otros amigos” que viven la misma situación. En referencia al expresidente del Barça Sandro Rosell. Con todo, deja claro que su situación procesal está en manos de la justicia del país.

¿Quiere hacer un comentario?