Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Eddie Wilson, consejero delegado de Ryanair, en una foto anterior / EP

Ryanair ve innecesarias las huelgas y acusa a los sindicatos de buscar el "conflicto permanente"

El consejero delegado de la aerolínea tilda de "fallidas" los paros convocados por las organizaciones sindicales

3 min

El consejero delegado de Ryanair, Eddie Wilson, ha tachado de "absolutamente innecesarias" las huelgas de los tripulantes de cabina convocadas por los sindicatos USO y Sticpla este verano. Lo ha asegurado este miércoles durante una rueda de prensa en la que ha acusado a las organizaciones sindicales de buscar el "conflicto permanente" y de no tener "las manos limpias".

Wilson ha tildado de "fallidas" los paros convocados para reclamar un convenio colectivo firmado bajo la legislación española y ha asegurado que "no están siendo un problema" para la aerolínea ya que la operativa a penas se ha resentido. 

"No tienen las manos limpias"

En este sentido, el directivo ha señalado que "no se puede negociar con personas que no tienen las manos limpias y en medio de la negociación están planeando una huelga" y ha asegurado que Ryanair "negocia cada día" con los sindicatos.

Asimismo, ha apuntado que la compañía no tiene "dificultades" con otros sindicatos como CCOO, con el que pactó a finales de mayo una mejora de las condiciones laborales de los tripulantes de cabina de pasajeros. De hecho, ha asegurado que la relación con USO y Sitcpla ha sido "completamente disfuncional" en los últimos cuatro años.

Ampliación del aeropuerto de Barcelona

Durante la rueda de prensa, Wilson ha defendido que las autoridades deberían apostar por ampliar la capacidad del Aeropuerto de Barcelona o, de lo contrario, podrían "arrepentirse en los próximos años". Así, ha señalado que si no se mejora la oferta, la capital catalana será "menos atractiva" para las inversiones de negocios.

Las declaraciones del ejectuvio llegan poco después de que Foment de Treball anunciara la creación de una comisión asesora con el objetivo de reactivar la ampliación del aeropuerto de El Prat en un plazo de nueve meses.