Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de un tren AVE / EFE

Renfe sube los precios del AVE por primera vez en cinco años

La compañía subirá este miércoles una media del 1%, unos 0,48 euros, el precio del billete de Alta Velocidad y Larga Distancia

3 min

Renfe subirá los precios del billete básico de los trenes AVE y Larga Distancia este miércoles, 15 de febrero. Es el primer incremento en cinco años y supondrá un aumento medio del 1%, esto es, 0,48 euros.

La subida afecta al precio general del billete, un importe que posteriormente se acoge al sistema de precios flexibles que tiene implantado la compañía. Se trata de una especie de subasta por la que el coste del viaje en AVE y Larga Distancia oscila al alza o la baja en función de la demanda que tiene en el momento de la compra.

Además, a estos precios generales Renfe viene una continúa con su estrategia comercial de descuentos y promociones que, según asegura, permiten reducciones de hasta el 70%.

¿Descenso de pasajeros?

De su lado, el precio del billete de Cercanías y Media Distancia (regionales) se mantendrá congelado este año. Estos trenes tienen carácter de servicio público y, por ello, Renfe recibe una subvención estatal de unos 500 millones de euros para prestarlos.

En el caso del AVE y la Larga Distancia, la subida es la primera desde la aplicada en mayo de 2012. Aquella, curiosamente, coincidió con una pérdida de viajeros. Por ello, en 2013, la compañía decidió aplicar una bajada generalizada del 11% en el precio básico de todos los billetes y lanzar la referida política de promociones y descuentos que actualmente mantiene.

Algunos ejemplos

Tras la subida de mañana, el precio del billete general, antes de descuento alguno, del AVE Madrid-Valencia pasará a costar 73,1 euros, frente a los 72,4 euros que suponía hasta ahora. El viaje en Alvia Madrid-Vigo costará 56,6 euros, frente a los 56,1 euros, y el Altaria Murcia-Madrid ascenderá a 47,4 euros, frente a los 47 euros actuales, según los ejemplos ofrecidos por Renfe.

La compañía remarca que durante estos últimos cinco años en los que los precios del AVE no se ha modificado no ha repercutido a los billetes el incremento de los costes de producción, fundamentalmente el relacionado con la energía.