Menú Buscar
Turistas en Barcelona durante la pandemia del coronavirus / EP

Los portales turísticos se aferran a las ofertas 'flash' para salvar la temporada

Las plataformas online apuestan por los chollos de última hora ante el cambio de tendencia de los clientes, aunque los hoteleros tienen dudas sobre esta alternativa

5 min

La crisis del coronavirus se ha cebado con el sector turístico. A las restricciones decretadas por la crisis sanitaria, se ha sumado recientemente la estampida de extranjeros tras el veto internacional contra España. La timidez del cliente nacional y la caída del gasto medio por visitante completan un panorama negro para la industria.

Sin embargo, los portales turísticos han detectado un cambio de tendencia entre los consumidores que podría salvar el verano. Los españoles están optando por vacaciones de último minuto, acortando el periodo medio entre la reserva y el check-in. Las ofertas flash se han convertido en un reclamo de las plataformas para los turistas con dudas que buscan grandes descuentos para destinos cercanos, aunque no todos los operadores ven esta alternativa con buenos ojos.

 

 

Alemania recomienda no viajar a Cataluña, Aragón y Navarra (julio 2020) / EP

Viajeros menos previsores

Según la agencia Buscounchollo.com, se ha observado una reducción del 44% del tiempo con que se realizan las reservas respecto a la fecha en que tiene lugar el viaje. Esto supone que la fecha de antelación alcanza los 9 días de media, en comparación con los 16 días registrados en 2019.

La falta de previsión puede ser aún mayor: el 8% de operaciones se realizan con solo 24 horas de antelación. Son datos aportados por Nacho Vallina, responsable de márketing y comunicación de esta web, que no recuerda un fenómeno parecido otras temporadas: "Esta disminución tan fuerte del día de reserva respecto al día de estancia o de entrada es algo totalmente inusual. Son datos nunca antes vistos". Para firmas como Buscaunchollo.com, este nuevo comportamiento del público brinda una oportunidad para salvar la temporada introduciendo gangas de forma continuada.

Los precios no se adaptan

Antonia Janer, jefa de comunicación en Logitravel, coincide en la disminución del tiempo de reserva: "España siempre ha sido un país de última hora, pero claramente este año está siendo mucho más destacado". Janer explica que los paquetes de las islas Canarias y Baleares, principal apuesta de Logitravel, han seguido funcionando teniendo en cuenta la reducción de reservas provocada por la pandemia.

Janer vincula las prisas por parte de los clientes a la incertidumbre general que planea sobre la economía. De hecho, la adaptación temporal del sector online no ha tenido un reflejo sobre los precios. Vallina observa que algunas zonas concretas de España han experimentado incluso un "efecto rebote": "El cierre de hoteles y apartamentos, es decir, la reducción de oferta vacacional ha provocado un aumento del precio final".

Los hoteleros, más cautos

La euforia por las ofertas flash de algunos vendedores digitales contrasta con el escepticismo de los hoteleros. Íñigo Onieva, director de ecommerce en Barceló, revela la pérdida de rentabilidad para los operadores que ocultan estos superdescuentos: "Al final, va vinculado a una reducción en márgenes por una rebaja en precios o costes. La venta flash no es la fórmula mágica si no está correctamente diseñada y comunicada a los clientes".

De ahí que, pese a acortarse el periodo de compra, el precio no haya ido a la baja, como reconocen otras fuentes del sector. Si bien Onieva sostiene que estos productos pueden ayudar a "recuperar la ocupación", hay que calibrar adecuadamente su impacto para que tengan un retorno positivo en caja. El portavoz de Barceló prefiere apostar por "otro tipo de acciones que realmente aporten valor al cliente".