Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Josep González, presidente de Pimec, en una imagen de archivo / EFE

Pimec recrimina “malas prácticas” bancarias en algunos créditos para pymes y autónomos

La patronal de la pequeña empresa lamenta que algunas entidades apliquen subidas de tipos o venta cruzada de otros productos

3 min

Pimec ha alertado de los problemas bancarios que tienen pymes y autónomos para acceder a las líneas de crédito del Instituto Oficial de Crédito (ICO), al tiempo que ha recriminado las “malas prácticas” de algunas entidades financieras.

En un comunicado difundido este viernes, la patronal ha manifestado que algunas entidades están realizando prácticas como la subida desmedida de los tipos de interés, la venta cruzada obligada de otros productos a la hora de acceder al crédito o la posibilidad de renovar otros créditos del ‘pool’ bancarios mediante los avales para hacer frente a la crisis del coronavirus.

"Encarecimiento de las condiciones"

Todo esto está generando un "encarecimiento de las condiciones para pymes y autónomos que puede venir acompañada de una reducción de las fuentes de financiación", según Pimec, que ha advertido de que la posible restricción crediticia de 2021 puede tener un efecto demoledor para muchas pymes y autónomos.

La patronal ha reclamado incrementar el aval al 90% y establecer un tipo de interés máximo del 1,5% para que el apoyo financiero en forma de crédito represente una verdadera inyección de liquidez para las empresas, y a un coste que refleje el aval que está aportando el Estado.

Ampliar plazos

La organización que preside Josep González también ha pedido la posibilidad de renovar otros créditos a través de estos avales, ampliar el periodo de aplicación de estos avales hasta marzo de 2021 y agilizar el abono a las cuentas de los fondos de créditos concedidos.

Pimec también ha reclamado la puesta en marcha de un plan de ayudas directas destinadas a los sectores más afectados por la crisis, como el turismo, el comercio y el colectivo de autónomos en general porque, ha advertido, "previsiblemente" cerrarán con pérdidas y no podrán afrontar su recuperación solo con préstamos.