Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Trabajadores de una planta de Seat / EP

Un nuevo ERTE de Seat afecta a 11.000 trabajadores

La automovilística justifica la medida por la imposibilidad de reanudar la producción al 100% cuando se pueda retomar la actividad

3 min

Seat presenta un nuevo Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en los centros de trabajo de Barcelona. La medida afectará a más de 11.000 trabajadores y podría empezar el próximo 27 de abril, un día después de que finalice el estado de alarma, si el Gobierno no aprueba una nueva prórroga.

La automovilística defiende que aun en caso de que se retome la actividad en la fecha señalada ésta se hará de manera escalonada en tres fases, ante la imposibilidad de reanudar la producción al 100%. En este sentido, estiman que la duración del ERTE “sería de un máximo de ocho semanas hasta que se alcance el ritmo habitual de producción”.

Personal afectado

La medida afectaría al personal directo de producción (MOD) y también el personal indirecto (MOl) y personal administrativo vinculado a producción de los centros de fábrica Martorell, Zona Franca, Componentes y CROS. Un colectivo que suma 11.061 afectados.

El presidente del comité de empresa de Seat, Matías Carnero, detalla que la dirección ha comunicado sus planes este viernes a los sindicatos. En ella no ha quedado claro si la actividad productiva se reactivará el 27 de abril o se esperará unos días más.

Reclamaciones sindicales

En el encuentro con los representantes de los trabajadores, UGT y CCOO han requerido a la empresa que a la hora de aplicar el expediente de regulación se tenga en cuenta el personal que tiene hijos a su cargo, ya que no se prevé que puedan volver a la centros educativos en el corto plazo. Asimismo, solicitan que se excluyan del ERTE a las personas mayores de 53 años y las que no tengan las cotizaciones necesarias para tener derecho al desempleo, una vez que se elimine la excepción decretada por el Ministerio de Trabajo por el Covid-19 del "contador a cero”.

El nuevo ERTE se presentará ante la autoridad laboral basándose en causas organizativas. De esto modo, no será un expediente por fuerza mayor como el que está activo desde el pasado 16 de marzo, aun así se ha pactado que las condiciones sean las mismas.